POLITICA

Sin freno, el Gobierno nacional suma más empleados públicos

A las contrataciones masivas en los ministerios de Economía, del Interior, el Banco Central, y ahora se suma una nueva cartera.

Foto:Cedoc

El gasto público, una de las principales variables, no para de crecer según recientes estimaciones. Y, en ese campo, el empleo público es un indicador que no da señales de baja. Por el contrario, a las contrataciones masivas anunciadas días atrás en los ministerios de Economía, del Interior y hasta en el Banco Central, se suma ahora las del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Anunciadas en el sector de los Avisos Oficiales del Boletín Oficial de este miércoles, bajo la Resolución 131/2015, la Cancillería abrió una "convocatoria extraordinaria" para sumar 32 nuevos cargos.

La norma, firmada por el canciller Héctor Timerman, establece que los fondos deberán provenir del Sistema Nacional de Empleo Público (SINEP).

Según recientes datos del INDEC el empleo privado formal registró un retroceso mientras el empleo público continuó subiendo. Los datos oficiales indican una caída en la tasa de empleo del 42,2% al 40,9%, una caída que equivale a 300.000 trabajadores. Sin embargo, los sectores en los que el empleo creció fueron Agricultura-Ganadería y Minería, Servicios Financieros y Enseñanza Privada, pero fundamental y principalmente el sector público fue el que movilizó al empleo generando casi 64000 nuevos puestos de trabajo.

En línea con esta vocación por nuevas contrataciones, el 22 de abril el Ministerio de Economía lanzó un concurso para contratar a 898 personas. Según consignó Clarín, en los pasillos del Palacio de Hacienda sospechan que la iniciativa tiene por objetivo dejar el ministerio plagado de militantes a pocos meses de un cambio de gestión.

Por su parte, Randazzo había sumado 7.975 personas en todas las  dependencias del ministerio que tiene a su cargo, Interior y Transporte. Más de 400 son de Chivilcoy, su ciudad de origen, según consignó Fortunaweb al citar cifras publicadas en el Diario PERFIL.

Advertencias. El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) advirtió a principios de 2015 que hace "dos años" que en el régimen formal de trabajo "sólo se genera empleo público", lo que "agrava los problemas" del país dado que, indicó, "aumenta el déficit fiscal y degrada la calidad del Estado". El centro de estudios indicó además que "nombrar gente en el sector público para satisfacer favores personales o alimentar la militancia degrada al Estado". "No se trata de posicionamientos ideológicos, sino de asumir que la falta de profesionalismo es el principal factor que cercena las posibilidades de construir un Estado que promueva el crecimiento con inclusión social", concluyó el informe.

Idesa alertó además esta semana sobre el incremento del gasto público en el país al señalar que creció un "67 por ciento por encima" de los niveles de crecimiento de la economía nacional. "Este modo de gestión del Estado genera un doble perjuicio a la sociedad" porque "los fondos públicos se dilapidan en dádivas asistencialistas, exceso de empleo público, corrupción e inversiones no prioritarias, en vez de organizar el sector público para promover el desarrollo económico y social", remarcaron desde la organización.


Redacción de Perfil.com