POLITICA EL 75% DE LOS EMPLEADOS NO TIENE TAREAS

Sin presupuesto pero con oficinas de lujo para el proyecto de Atucha

De Vido mantenía contratos con siete empresas constructoras que emplean a cerca de 2 mil trabajadores.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Desde 2014 se realizaron actos con anuncios sobre la cuarta central nuclear, que sería construida en el complejo Atucha de Lima, partido de Zárate. Sin embargo, la realidad que heredó la Secretaría de Energía, tras la salida del ministro de Planificación Julio De Vido, es crítica y motivará centenares de despidos.

La Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares (UGPN), dependiente de Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima (NASA), vio reducido su presupuesto a la mitad en la ley que aprobó el kirchnerismo y que rige los gastos de la actual gestión. Además, el estado de avance en los contratos con China es más limitado de lo que se anunció: está aún pendiente la firma del convenio financiero, uno de los temas más complejos. Otro dato indicativo es que la compra de los terrenos donde se construiría la central no se había concretado.

En contraste con este cuadro de situación, las últimas decisiones del ex ministro de Planificación fueron las propias de un proyecto en plena marcha: mantenía contratos con siete empresas constructoras que emplean a cerca de 2 mil trabajadores y alquiló oficinas, de categoría AAA, para los 800 empleados directos de la unidad.

El gasto parece injustificado por la falta de tareas y porque la mayoría de los trabajadores son de la zona de Zárate, donde se ubica el complejo Atucha. En el Gobierno estiman que el 75% de los empleados directos e indirectos no tiene tareas y no hay dinero para mantener los contratos con constructoras.

El resultado son 2 mil empleos indirectos en peligro por la decisión de suspender, a partir del 31 de marzo, los contratos con las constructoras. “De los 1.250 afiliados a la Uocra, unos 800 estarían perdiendo su puesto el 31 de marzo”, explicó a PERFIL el titular local del gremio de la construcción, Julio González. El sindicato inició la semana pasada una serie de protestas y planea continuar con el reclamo.

¿Usted contrataría obreros para hacerse una casa si no tiene el terreno para construirla, si no tiene los planos y si el banco aún no le dio el crédito?”, inquirió en una nota publicada en medios locales la diputada provincial de Cambiemos Sandra Paris, que ofició de virtual vocera oficial en la disputa con De Vido.

Por su parte, el ex ministro reivindicó en una solicitada la reactivación del sistema nuclear bajo su gestión y dijo que los contratos con China “estaban casi listos”. Sin embargo, nunca explicó la baja en el presupuesto, pero sugirió utilizar los fondos adicionales que el Gobierno asignó a la Ciudad de Buenos Aires.



Aurelio Tomas