POLITICA SIGUE SIENDO INVESTIGADO POR ENRIQUECIMIENTO

Sobreseen al juez Oyarbide en una de las causas por el anillo

Su colega Alejandro Catania resolvió que el magistrado no es culpable de contrabando. Había ingresado la joya desde Uruguay.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

El juez federal Norberto Oyarbide fue sobreseído en una causa en la que estaba investigado por el presunto delito de contrabando por ingresar al país un anillo de lujo.

El affair del anillo originó dos causas contra Oyarbide: una, en el fuero penal económico, por contrabando, y otra en el penal, por supuesto enriquecimiento ilícito.

Oyarbide estaba bajo investigación por presuntamente haber ingresado la joya a la Argentina desde Uruguay sin haber cumplido con todos los requisitos aduaneros. Infobae informó ayer que el juez en lo penal económico Alejandro Catania dictó el sobreseimiento de Oyarbide hace varias semanas.

El anillo y su origen despiertan sospechas. El juez dijo que valía 250 mil dólares y que lo había adquirido vendiendo los regalos que había recibido en los últimos cinco años. Pero, tras ser denunciado, declaró que lo tenía en consignación de una joyería de Punta del Este por 7.500 dólares. El joyero ratificó esa versión.

La resolución del juez Catania advierte sobre la posible comisión de una “infracción aduanera”. Los valores de menos de 100 mil pesos ingresados al país no entran dentro del delito de contrabando, aunque, si no se declaran ante la Aduana, el responsable puede ser sancionado y multado. Según el peritaje del anillo realizado en la causa penal, el valor es de entre 60 mil y 70 mil pesos, por lo que su ingreso sin declarar no se encuadra en el delito de contrabando.

Pero hay un aspecto central sobre el valor del anillo que todavía se investiga. El juez contó públicamente que el anillo era un “brillante dorado”. En la causa penal, el juez federal Sergio Torres ordenó una pericia del anillo. Oyarbide lo entregó para ese análisis y el resultado fue que la piedra es un cuarzo. “Me encuentro en condiciones de decir que la piedra allí engarzada no resulta ser la original”, declaró el experto Gabriel Rabinovich. Al ser una piedra de cuarzo, el valor del anillo pasó de los supuestos 250 mil dólares a los 70 mil pesos. El juez Torres tuvo que ordenar otra pericia para determinar si el anillo fue adulterado antes de ser entregado a la Justicia



E.D.