POLITICA MOVIMIENTOS EN UN TRIBUNAL CLAVE

Sondean a un juez cercano a Cambiemos para Casación

Carlos Mahiques, magistrado y ex ministro de Vidal, recibió un llamado de la presidenta del tribunal para integrar la cámara.

PERFIL COMPLETO

Teléfono. Mahiques recibió el ofrecimiento de Catucci, pero no trascendió si aceptará el cargo.
Teléfono. Mahiques recibió el ofrecimiento de Catucci, pero no trascendió si aceptará el cargo. Foto:cedoc

La salida del camarista Pedro David de la Cámara de Casación encendió el interés por un cargo estratégico de la Justicia. La cámara revisa las sentencias penales de los jueces federales de todo el país, como los casos más resonantes de corrupción y narcotráfico. La presidenta de Casación, la jueza Liliana Catucci, convocó el viernes al juez Carlos Mahiques, cercano al macrismo y ex ministro de Justicia de María Eugenia Vidal, para ocupar un lugar en la cámara. La respuesta del juez no trascendió. En su entorno sostienen que no hubo una propuesta formal.

David renunció el viernes a su cargo para cumplir con el fallo de la Corte que obliga a los jueces a jubilarse a los 75 años. Su salida abrió un nuevo escenario en el tribunal y llevó a la presidenta de Casación a tomar la decisión de sondear a Mahiques, quien actualmente es juez de la Cámara de Casación porteña, el tribunal que revisa las sentencias de los jueces de instrucción.

Si Mahiques aceptara el ofrecimiento, sería una buena noticia para Mauricio Macri. Mahiques ya demostró su sintonía con Cambiemos. Fue ministro de Justicia de María Eugenia Vidal por un corto plazo, hasta que renunció para volver a ser juez. Uno de sus hijos, Juan Mahiques, es funcionario del Ministerio de Justicia de la Nación, donde articula la relación entre el Poder Judicial y el Ejecutivo, y representa al Gobierno en el Consejo de la Magistratura.

La decisión de Catucci de sumar jueces de la Casación porteña también quitaría presión al Consejo, que elige y controla a los jueces, para apurar el concurso del tribunal. Allí debería haber 13 jueces; desde hacía años existían cuatro vacantes, pero a partir de ayer, con la renuncia de Pedro David, se sumó una nueva y quedan sólo ocho magistrados en el tribunal.

El Consejo ya tiene una terna de cinco candidatos. El concurso lleva años, pero ni el kirchnerismo ni el macrismo completaron el procedimiento para ocupar los cargos vacantes, a pesar de la importancia de su función. Cristina Fernández de Kirchner desató un escándalo cuando fueron nombrados tres conjueces para ocupar la Sala I de Casación, donde debía tratarse la causa Hotesur, entre otras.

En una Casación plagada de internas, la movida de Catucci genera rispideces entre algunos de sus colegas, quienes sostienen que la ley establece que las vacantes deben ser ocupadas por los mismos jueces del tribunal y no por externos. Pero la magistrada prefiere repartir más el poder y sumar aliados. Mahiques podría no ser el único candidato de la jueza para migrar de la Casación porteña a la federal.

Mahiques es considerado un penalista académico, conservador y católico. Organismos como el CELS se opusieron a su nombramiento por su postura contra el aborto, incluso en casos avalados por la Constitución. Fue juez subrogante de la Suprema Corte de la Provincia, donde aspira a ganar un lugar fijo. Actualmente se desempeña como juez de otra Cámara de Casación, en la Justicia ordinaria porteña.