POLITICA EL VIERNES EN UNA MISA EN MERLO

“Sos una asesina”, le dijo una madre de Once a Cristina

Se trata de Mónica Bottega, mamá de Tatiana Pontiroli, una de las 52 víctimas de la tragedia. La acusó de “nunca hacerse cargo”.

Criticas. Cristina fue a una misa por Maldonado. Fue repudiada.
Criticas. Cristina fue a una misa por Maldonado. Fue repudiada. Foto:Prensa unidad ciudadana
Cristina Kirchner llamó al intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, para avisarle que quería participar de la misa que ofició el obispo de Merlo y Moreno, Fernando Maletti, por la desaparición de Santiago Maldonado. La candidata a senadora de Unidad Ciudadana le pidió que no le avisara a nadie ya que quería participar “como una vecina más, sentada entre la gente”.
Al ingresar a la iglesia, la ex presidenta rechazó sentarse en primera fila y eligió los bancos del medio. Fue en ese momento en el que Mónica Bottega, madre de Tatiana Pontiroli, una de las 52 víctimas fatales del accidente ferroviario de Once en 2012, que estaba allí la vio: “Mi cabeza empezó a pensar en la tragedia de Once. Mientras me acercaba pensé en tantas horas de búsqueda para mi hija. Al estar ahí le dije ‘sos una asesina’, y que estaba pidiendo por la vida de Maldonado cuando no le importaron 52 inocentes que masacraste en el tren Sarmiento”, relató Mónica.
La madre de Tatiana había decidido asistir a la misa por Santiago a rezar por él ya que “desde que le arrebataron la vida a mi hija no quiero que a nadie más le pase esto, por eso me sumé al pedido”, explicó.
Cristina mantuvo el silencio. “Intentó agarrarme la mano, bajó la mirada y se notó triste por mis palabras”, detalló Mónica sobre su reacción.
“Fue un hecho casi íntimo ya que todo fue dicho en voz muy baja y sin gestos ni ademanes ampulosos, la mamá de Tatiana siempre me saluda afectuosamente, en esta oportunidad no alcancé a saludarla”, contó el intendente Menéndez a PERFIL. Y agregó: “Es respetable y entendible el dolor interminable de los familiares de las víctimas de Once. Pero es delicada la manipulación política que se hace de un hecho tan doloroso y no es bueno desviar la atención por la desaparición”.
Al terminar la misa, la ex presidenta saludó al resto de los vecinos que estaban en la iglesia y se acercaron para sacarse fotos junto a ella.

r.p.