POLITICA JUAN JOSE GALLEA, DIRECTOR DE FINANZAS DE AFI


Sostienen en Inteligencia al ex gerente del grupo de Szpolski

Pasó por el gobierno de la Alianza, fue directivo de medios kirchneristas y ahora maneja los fondos del espionaje argentino.

El ataque a la redacción de Tiempo Argentino evidenció las continuidades que existen en el submundo del espionaje, desde los tiempos de la Alianza a la fecha. Socio en las sombras de Sergio Szpolski en el vaciado Grupo 23, Juan José Gallea manejó las finanzas de la ex SIDE con el gobierno de la Alianza, y desde hace meses volvió a ocupar ese cargo de la mano del PRO. Pese a las críticas y denuncias en contra de Gallea, el actual jefe de la Agencia Federal de Inteligencia y amigo íntimo de Mauricio Macri, Gustavo Arribas, lo sostiene en base a su supuesta experiencia y profesionalidad.

El nombre del contador Gallea salió (módicamente) a la luz tras la violenta entrada de una patota al diario Tiempo Argentino, hoy en manos de una cooperativa de periodistas. El ataque estuvo encabezado por el supuesto comprador del (ex) diario de Szpolski, el enigmático empresario Mariano Martínez Rojas.

Szpolski, por su parte, encara por estos días una nueva reencarnación en vida: del negocio de los medios de comunicación (beneficiado por la millonaria pauta estatal kirchnerista) al de la seguridad privada. Tal como reveló PERFIL, el ex dueño del Grupo 23 estaría al frente de una compañía de seguridad en la que se mezclan espías y ex altos rangos del ejército israelí.

Mientras manejó su holding de medios (compuesto por los diarios Tiempo Argentino y El Argentino, Radio América y FM Vorterix, y el canal CN23, entre otros), Gallea fue una especie de CEO del Grupo. Su llegada a la empresa de Szpolski se había dado vía el ex número dos de la SIDE (aunque número uno en la práctica) del gobierno aliancista: Darío Richarte. Hasta diciembre de 2014, el radical Richarte fue abogado del Grupo 23.

Bajo la presidencia de Fernando de la Rúa, Richarte había designado como director de Finanzas de la ex SIDE a Gallea, quien quedó envuelto en el escándalo de pago de coimas al Senado para aprobar la ley de flexibilización laboral. El legislador Gustavo Vera denunció recientemente que Gallea era quien administraba las empresas pantalla de la ex SIDE.

Tras el derrumbe de la Alianza, ambos ex SIDE se volvieron funcionales al kirchnerismo: Richarte, en su rol de operador en Comodoro Py, y Gallea como gerente de los medios de Szpolski.

A partir de la ruptura del statu quo entre el kirchnerismo y la conducción de la Secretaría de Inteligencia (incluida la pelea descarnada con el mítico Jaime Stiuso), Richarte y Gallea empezaron a jugar para el macrista Daniel “el Tano” Angelici, presidente de Boca y dirigente con aspiraciones de influir sobre la Justicia federal.

A tal punto llega la sociedad con Angelici, que Richarte integra la comisión directiva de Boca. Angelici a su vez es un viejo conocido del jefe de la AFI, Gustavo Arribas, empresario dedicado a la compra y venta de jugadores de fútbol hasta hace un año. Así, de la mano de Richarte, Angelici y Arribas, Gallea reincidió en la Agencia Federal de Inteligencia. Y con una actualización en su poder: por un decreto de Mauricio Macri, ahora el presupuesto de la AFI es aún más secreto que antes.



Redacción de Perfil.com