POLITICA DOCUMENTOS EXCLUSIVOS

Stingray, el equipo con el que aseguran que la exSIDE espiaba a Nisman

El artefacto puede interceptar cualquier celular a 500 metros. Lo trajo la Policía de Colombia para ubicar a “Mi Sangre”, pero no registraría salida. 

Foto:Perfil.com

El próximo 19 de noviembre, el colombiano Henry de Jesús López Londoño, conocido como “Mi Sangre”, se presentará ante la fiscal Viviana Fein para declarar de forma voluntaria en la causa sobre la muerte de Alberto Nisman. ¿El motivo? El hombre, señalado como líder de una banda narco, presentará evidencias que vinculan su captura en 2012 con escuchas de la causa AMIA.

Entre sus pruebas, López Londoño demostrará el ingreso a la Argentina por parte de la exSIDE y la Policía de Colombia de un equipo especializado para realizar escuchas telefónicas de modo libre e indiscriminado alegando que sería utilizado para su captura cuando en realidad eso era solo una “excusa”.

El 10 de abril de 2012, el equipo STINGRAY llegó al país. Hasta el día de la fecha, no se registra salida del mismo del país pese a que “Mi Sangre” fue capturado hace tres años.

Uno de los documentos involucrados en la causa es una pericia confidencial realizada por la empresa colombiana ADALID, especializada en seguridad de la información, servicios legales de alta tecnología y servicios forenses. El texto, que surge tras la solicitud de “realizar un concepto técnico con ocasión de los dispositivos de vigilancia electrónica STINGRAY considerados decodificadores y analizadores del espectro radioeléctrico”.

“STINGRAY es una familia de dispositivos de vigilancia electrónica portable, tipo analizador/decodificador del espectro radioeléctrico útil para monitorear y localizar (bajo uso del GPS) equipos terminales de telefonía celular (...) con un rango de acción de 0 a 500 metros hacia el objetivo, de modo direccional u omnidireccional”, especifica la pericia.

El análisis, firmado por el director del servicio forense, John Jairo Echeverry Aristizabal, asegura que “Stingray utiliza la metodología ‘Man in the Middle’ simulando una BTS (antena celular), es decir el dispositivo en mención crea una BTS temporal a la cual los teléfonos celulares que estén a su alcance, se conectan automáticamente así no estén haciendo o recibiendo llamadas”.

“El sistema crea una base de datos con la información capturada del IMEI, IMSI, intensidad de señal y ubicación aproximada dada por triangulación”, detalla el informe y aclara que “se pueden almacenar en el computador portátil los mensajes de texto y las llamadas entrantes y salientes, esto se realiza por medio de software especializado”. Otro punto importante a destacar es que el equipo “puede monitorear todas las llamadas de los teléfonos dentro del rango”.

“Hubo todo un trabajo de manipulación por parte de la exSIDE en la que introdujeron documentación falsa e información falsa para poder asaltar en su buena fe, creo yo, a las autoridades”, señaló el colombiano en exclusiva a Perfil.com desde la cárcel de Ezeiza.

“Los documentos falsos que incorporaron al expediente tanto la SIDE como la policía colombiana con la que motivaron a que las autoridades les autorizaran esas tareas, demuestran por si solas que el objetivo no era yo, sino que el objetivo era otro que tenía de fondo la SIDE y, coincidencialmente, en lo que estaban trabajando era el caso Nisman”, señaló Mi sangre.

Falsificado. Para justificar el ingreso del equipo STINGRAY al país, la Policía de Colombia debió presentar ante el juzgado de Norberto Oyarbide un número de teléfono celular que presuntamente usaba Londoño para rastrearlo. Sin embargo, el número de celular presentado resultó ser falso e inexistente.

“Al respecto de su solicitud le informo que el número referenciado no hace parte del Plan Nacional de Numeración de Colombia”, detalló la Comisión de Regulación de Comunicaciones.

* De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)