POLITICA ENTREVISTA

“Stiuso quiere desviar el caso Nisman, encubrir es su especialidad”

El exfiscal del Juicio a las Juntas dijo que su cruce con el ex espía “vino perfecto porque le dio más difusión al tema”. Apoyo a la reforma judicial.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Desde Harvard, Luis Moreno Ocampo compartió con PERFIL sus impresiones tras el cruce televisivo con Jaime Stiuso. Aclaró que su intención es mostrar que “la investigación sobre la muerte de Nisman es fundamental para la Argentina, porque es la parte más visible de este enorme problema que tenemos por la trama entre la Justicia Federal y el sistema de inteligencia”.

—¿Por qué decidió hablar sobre este tema y en este momento?
—Cuando me fui a la Corte Penal en 2002, después de haber participado en los juicios más importantes de derechos humanos y en casos de corrupción, me dije: “Yo ya hice lo que tenía que hacer por mi país”. Pero lo de Alberto Nisman me pegó muy fuerte. Me parecía una forma de volver a la violencia política. Vi que era una muerte más vinculada a la AMIA. Y el atentado tiene que ver con una estructura violenta que no desapareció. Me sorprendió ver que la presencia de Stiuso marcaba una continuidad con los 70. Eso me permitió entender cómo se había consolidado un sistema de Justicia Federal conectado con la inteligencia en Argentina. Cuando vi que Stiuso reaparecía como el faro de la investigación sobre la muerte de Nisman, y que la jueza lo tomaba como si hubiera bajado Dios a contarle qué hacer, dije “esto no puede ser”. Tenemos que saber qué le pasó a Nisman. No puede pasar lo que ocurrió con la conexión local del caso AMIA.
—¿Por qué en “Intratables”?
—La gente de Intratables me llama cada tanto para que vaya y les dije: “Miren, me gustaría hablar del tema Nisman”. Y dije lo que pensaba, que esto era una estrategia para matar el caso y que Stiuso es un experto en desviar investigaciones. Es lo que hizo con la causa AMIA. Creo que el juicio actual sobre qué pasó con la investigación, en el que están acusados Menem, Galeano y Anzorreguy, es otra muestra. El que falta es Stiuso. El cometió delitos claramente en esa investigación, pero fue seguramente Stiuso quien hizo la investigación que llevó al juicio, con un juez como Ariel Lijo, que tiene un hermano en la SIDE.
—¿Cómo evalúa la interrupción de Stiuso en el programa?
—La aparición de Stiuso en Intratables me vino perfecto porque le dio más difusión al tema. Pero hay una cuestión problemática. A algunos periodistas, que leen emociones, les pareció que era una pelea de box, donde hay que discutir quién ganó. Creo que ésa justamente era la intención de Stiuso: desviar la atención. Transformarlo en un problema conmigo.
—¿Por qué cree que lo eligió Stiuso para su primera intervención televisiva?
—Me parece que lo que yo digo es lo que más le duele.
—¿Cree que hay posibilidades de detener la maniobra que denuncia sobre la causa Nisman?
—En los diarios de hoy (por ayer) hay dos noticias clave. La primera fue la información sobre la fiscal Fein, que había detectado llamadas en las que estaban involucrados Stiuso y otros agentes en el momento de la muerte de Nisman. Por otro lado, la segunda noticia es la que da PERFIL donde anuncian una reforma de la Justicia Federal. Y anuncia que los jueces se van a oponer.
—¿La reaparición de Stiuso está vinculada con el interés de frenar esa reforma?
—El Gobierno tiene un dilema, porque si los dejan, ellos se van a ensañar con Cristina, no con él. En el corto plazo puede dejarlos que ataquen a la oposición política. El tema es que queda preso del sistema. Por eso es un momento clave en la Argentina. Cuando Menem llega al poder dice “quiero jueces amigos”. Ahí se arma la Justicia menemista. A De la Rúa lo eligen para cambiar eso y no lo hace. Consolida la Justicia menemista. Justamente en ese momento es cuando se arma la conexión fuerte con el sistema de inteligencia, que no era aún tan orgánica. Ocurre que gente que estaba en la SIDE con De la Rúa se convierte en abogado privado e implantan un sistema. Si a mí me acusan de algo, lo veo a este abogado, le pago y él distribuye con los jueces y el sistema de inteligencia. A eso se quiso oponer al principio Kirchner, con Béliz. Pero al mes vuela por el aire. Después de eso tenemos 12 años con Stiuso en el poder.
—¿Cree que a Macri le puede pasar lo mismo?
—Creo que por ahora este gobierno no hizo nada. Heredó un problema. Un problema institucional que es muy grande. Por eso me parece tan interesante que el ministro Garavano esté planteando una reforma, me parece muy interesante. El sistema de Justicia Federal que tenemos es una muestra del sistema político que tenemos.

 

La respuesta a los cuestionamientos por TV

Durante el intercambio, Stiuso lanzó sugerencias sobre dos temas. En primer lugar, afirmó que se había reunido con Moreno Ocampo para proveer seguridad durante el Juicio a las Juntas. En segundo lugar, insinuó que la SIDE lo había ayudado a hacer cámaras ocultas en los 90, cuando el abogado se había orientado a la actividad privada.
“La única vez que me reuní con gente de la SIDE fue al comienzo del Juicio. Vino una persona que dijo llamarse Dillon. Venía a revisar si había micrófonos en la fiscalía. Entonces le dije: ‘¿Podemos confiar?’. El me respondió: ‘Doctor, somos gente de la Secretaría’. ‘Por eso me preocupa’, le respondí. Nunca conté con ellos ni tuve relación, porque sabía que eran el enemigo”.
Sobre las filmaciones, el ex fiscal fue terminante: “Yo tenía mi equipo propio, en nuestra oficina teníamos un equipo que buscaba información de manera legal y usábamos cámaras para los casos de corrupción. Hubo un intendente de Salta, por ejemplo, que por temor a micrófonos no quería hablar y pedía con un papel el 20%. Lo filmamos con el papelito y pudimos probarlo. Una vez, en la cancha de Boca me gritaron: ‘Ocampo, filmalo a Menem, dejate de joder con los intendentes’”.



Aurelio Tomas