POLITICA DUDAS SOBRE LA FECHA DE ALTA

Su recuperación podría ser más prolongada

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
Cristina Kirchner seguía anoche internada en el Sanatorio Otamendi con un cuadro de sigmoiditis (inflamación en el colon), con tratamiento de los síntomas y con antibióticos para atacar la bacteria que se le trasladó al torrente sanguíneo, según explicó la Unidad Médica Presidencial (UMP) en un parte que difundió cerca de las ocho de la noche.
De acuerdo con lo que dicen los doctores de la jefa de Estado, ella se encuentra estable. Ayer cumplió su quinto día en la clínica. Se supone que hoy deberían darle el alta, aunque extraoficialmente se dijo que su tratamiento podría ser más prolongado y no se dieron indicios sobre hasta cuándo seguiría en el Otamendi.
El vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, anticipó en ese sentido que hoy habrá otro parte médico.
El abordaje de los síntomas incluye algún antiinflamatorio para reducir la sigmoiditis y los antibióticos, que –se deduce del parte– ya no se los estarían dando por vía endovenosa, como sí aclararon en comunicaciones anteriores. Además, la jefa de Estado está llevando a cabo una dieta especial; esto también es para reducir la inflamación en el colon. Deberá continuar dicha dieta cuando esté en reposo en la Quinta de Olivos.
Los médicos Marcelo Ballesteros y Daniel Fernández, de la Unidad Médica Presidencial, habían anticipado que una vez que le den el alta Cristina debería hacer reposo en la residencia oficial, sin posibilidad de desplazamientos.
Sin embargo, desde el Otamendi se mantiene activa. Les ordena a sus ministros acciones de gobierno a través del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.
El Sanatorio Otamendi es el lugar elegido por la Presidenta y sus ministros para atenderse cada vez que tienen un problema de salud. Es que, en esa clínica, el jefe de emergencias es a su vez integrante de la UMP. Se trata de Carlos Karmazyn, un profesional de bajo perfil pero reconocido en el ambiente.
Allí se atendieron, además de Cristina, su madre, Ofelia, su hija, Florencia, y el ministro de Planificación, Julio De Vido. Para los diagnósticos suele acudir al Hospital Austral, el mismo lugar donde se operó de la tiroides

M.C.