POLITICA MUERTE Y MISTERIO

Piden ayuda a la Corte para cruzar llamados de Nisman, sus custodios y Lagomarsino

El fiscal federal solicitó la colaboración de la Dirección de Comunicaciones. Deberían analizar 45 mil llamadas.

Alberto Nisman, por Pablo Temes.
Alberto Nisman, por Pablo Temes. Foto:Cedoc
El fiscal federal Eduardo Taiano pidió la colaboración de la Dirección de Captación de Comunicaciones (DCC), que depende de la Corte Suprema de Justicia, para analizar unas 45 mil llamadas entre el fiscal Alberto Nisman, el técnico informático Diego Lagomarsino y los prefectos asignados a la custodia del fallecido titular de la UFI AMIA, entre otros.

Según indicaron fuentes judiciales, la fiscalía pidió que la DCC colabore con la Gendarmería en la producción del informe que abarcará un entrecruzamiento entre esas líneas identificadas y otras entre el 12 y el 19 de enero de 2015.

El análisis de las líneas telefónicas implica poner bajo la lupa los seis días previos al hallazgo del cadáver de Nisman con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento, y el día posterior. 

Trascendió que hubo registros de unos 45 mil llamados entrantes o salientes que impactaron en la celda ubicada en la zona de la torre Le Parc, donde vivía Nisman.

La entonces fiscal Viviana Fein, jubilada y ahora imputada por la forma en la que se trató la escena del hecho, ya había ordenado analizar una serie de llamadas entre espías y funcionarios de alto rango en las horas previas al hallazgo del cadáver.

Allí figuraban llamadas de los ex espías Antonio "Jaime" Stiuso y Alberto Mazzino, del ex jefe del Ejército César Milani, del ex jefe de la Policía Bonaerense Hugo Matzkin, del ahora ministro de Seguridad Bonaerense Cristian Ritondo y del fiscal Carlos Stornelli.

La noticia sobre este pedido de colaboración a la Corte se conoce días después de que el abogado querellante Juan Pablo Vigliero reveló que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, le negó recursos a Taiano en el marco de la investigación.

Ahora trascendió que la Procuración General de la Nación mantuvo reuniones con autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación a raíz de un informe de Gendarmería que detallaba fallas de seguridad en la oficina de la calle 25 de Mayo, abierta especialmente para tramitar la causa donde funciona la fiscalía abocada específicamente a la investigación de la muerte de Nisman.