POLITICA

Tensa reunión con jueces por el narcotráfico

Los representantes del Gobierno recibieron a los magistrados del norte.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc
Los jueces federales de las provincias del NOA y del NEA se llevaron un puñado de promesas tras una reunión privada que mantuvieron el jueves con los secretarios de Seguridad, Sergio Berni, y de Justicia, Julián Alvarez, en un hotel porteño.
Cuando terminó el encuentro y las puertas se abrieron, el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Jorge Villada, abrió los ojos hasta donde pudo, alzó los brazos y dijo: “Estamos frente a un hecho inédito. Por primera vez los jueces del norte nos reunimos con los funcionarios nacionales de las áreas con las que trabajamos”.
El cónclave fue a raíz de una nota que envió la Corte Suprema de Justicia al Poder Ejecutivo en donde se pedía que “en razón a la extrema gravedad de las circunstancias denunciadas y en el ámbito de sus respectivas competencias, arbitren de modo urgente las medidas sugeridas” por los jueces federales del norte. Era el cuarto reclamo, en menos de un año. Los magistrados rezaban para que se optimizara el combate al narcotráfico, la trata de personas, el contrabando y el lavado de dinero. La falta de espacio para los detenidos fue uno de los reclamos.
En Corrientes hay cien presos en dependencias de las fuerzas de seguridad. “No tenemos un lugar para alojar detenidos y los defensores presentan hábeas corpus porque las condiciones son infrahumanas”, se quejó el presidente de la Cámara Federal de Corrientes, Ramón González. En ese mismo sentido, la jueza federal de Sáenz Peña, Zunilda Niremperger, destacó que “el espacio está superado ampliamente” en Chaco y Formosa. “Hay provincias que no tienen ninguna posibilidad de alojar presos, como el caso de Tucumán, Corrientes, La Rioja y Mendoza”, agregó Villada.
Aunque todos los jueces consultados por PERFIL dijeron que el número de procedimientos y de incautación de drogas aumentó, también coincidieron en señalar que el narcotráfico tiene una curva ascendente. Sólo en la capital de Corrientes hay unas 800 causas por estupefacientes con trámite en primera instancia. “No se ha incrementado tanto el número de casos como el de la cantidad de drogas secuestradas. En Paso de los Libres, en una secretaría, en lo que va del año ya se secuestró la cantidad de todo el año anterior”, observó González.
La falta de juzgados y las vacancias es otro punto de conflicto. Niremperger, por ejemplo, hace malabares con tres juzgados al mismo tiempo: “Un juzgado está vacante desde hace casi dos años y en el otro hace un año que el titular se encuentra de licencia por enfermedad. Es mucho trabajo y son 340 kilómetros”.
La jueza destacó una realidad que pareciera no ser tenida en cuenta desde los despachos del Gobierno: “Tengo unas dos mil causas por narcotráfico y hay casos complejos porque Formosa y Chaco son lugares estratégicos para los países productores de cocaína y marihuana. Son provincias de paso asegurado de drogas hacia el país y el mundo”.
Villada dijo que les prometieron “poner en marcha los juzgados que ya han sido creados y no ha pasado nada”, y planteó la situación del Tribunal Oral de Jujuy que “está acéfalo y manejando con dos jueces de capital y uno de Salta desde hace por lo menos dos años, y tienen las ternas desde hace cinco o seis años”. Fueron 16 los jueces que escucharon promesas de nuevas alcaldías, escáneres, más uniformados, móviles, radares, y hasta una jauría de perros con agudo olfato. Alvarez, el secretario de Justicia, escapó del cónclave durante el coffee break de las 10.30. Y Berni llegó agitado a las 11.15. A las 13 todo finalizó. Ni el asado del miércoles en Gendarmería los satisfizo.

Fernando Oz