POLITICA LA COMUNICACION EN REDES SOCIALES


Tientan a cineastas reconocidos para grabar a Macri con Snapchat

Buscan darle una nueva impronta a la comunicación de las cuentas del Presidente. Los directores apuntados.

En la red. Isidro Escalante maneja la cuenta del Presidente. Campanella y Trapero, los convocados.
En la red. Isidro Escalante maneja la cuenta del Presidente. Campanella y Trapero, los convocados.
Foto:Cedoc Perfil
Mauricio Macri continuará apostando a las redes sociales para la comunicación de su gobierno. La última herramienta que sumó es Snapchat con la que llega a las audiencias más jóvenes, aquellos que recién el próximo año emitirán su primer voto o tienen poca experiencia electoral. Y para continuar conquistándolos planea incorporar a distintas personalidades del cine para que manejen esta red social y sean ellos quienes relaten en tiempo real sus actividades.

Facebook, Instagram, Twitter y Snapchat son las cuatro herramientas que el Presidente utiliza para llegar a los diferentes públicos, pero es esta última red social casi desconocida para los mayores la que en el último año tuvo el mayor crecimiento de usuarios que ya llega a 200 millones de personas en el mundo.

En Argentina, esta herramienta, que permite enviar fotos y videos y que éstos desaparezcan en 24 horas, es la que está captando a la mayoría de usuarios de entre 16 y 24 años (el 42 % de los usuarios tienen esta edad), aunque también comenzó a seducir al grupo de entre 25 y 34 años (son el 28%).

Esta red social creada en 2011 fue adoptada por Macri en marzo último, días antes de la llegada a la Argentina del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Sólo durante los primeros tres días, la cuenta del Presidente era seguida por 75 mil usuarios. Los videos en los que se mostró la intimidad de la gira de Obama superaron las 500 mil vistas.

Para seguir conquistando a esta audiencia, el objetivo del Gobierno es que no sólo el equipo de comunicación, y en especial Isidro Escalante, maneje la cuenta del Presidente sino que otras personas le den su propia impronta a esta red social. Para ello, pensaron en distintos cineastas.

Uno de los invitados a participar fue Juan José Campanella. El director de cine escuchó la idea en mayo, un mes antes de viajar a Los Angeles, Estados Unidos, donde estará hasta diciembre. Aunque aseguró que no está familiarizado con Snapchat, a Campanella le interesó el proyecto, sobre todo la idea de poder filmarlo en momentos íntimos y no emitir mensajes “pour la galerie y políticamente correctos”.

Fue el propio Campanella quien sugirió que este proyecto lo inicien otros cineastas que no estén identificados con este gobierno, ya que el ganador del Oscar por El secreto de sus ojos apoyó a Macri en los comicios presidenciales.

Por ello, la búsqueda de otros realizadores cinematográficos por parte del equipo de redes a cargo de Julián Gallo llegó a directores como Pablo Trapero. El director de Carancho y El clan (el film más taquillero de su filmografía), entre otros, también figura en la lista de cineastas con los que el Gobierno planifica irrumpir en Snapchat después, cuando la economía deje de dar malas noticias. Carlos Sorín podría ser otro de los invitados a seguir a Macri por unos días para transmitir en vivo sus actividades.

El año pasado, con Macri como jefe de Gobierno porteño, se incursionó en una fórmula parecida. Fue con la cuenta de la Ciudad de Twitter, la que manejaron distintas personalidades del espectáculo para dar su opinión y relatar distintas actividades que transcurrían en la Ciudad de Buenos Aires.