POLITICA EL EMPRESARIO DENUNCIADO POR CARRIO


Tomeo le compró una estancia a un narco de Colombia y lo investigan por lavado

Según los documentos a los que accedió PERFIL, adquirió la propiedad a Meyendorff, acusado de tráfico de cocaína en el caso Luis XV. Ahora, investigarán sus nexos.

PERFIL COMPLETO

Vecinos. Meyendorff y Tomeo vivían en Abril. Hicieron una trasacción inmobiliaria por un campo. El empresario negó conocer al narcotraficante.
Vecinos. Meyendorff y Tomeo vivían en Abril. Hicieron una trasacción inmobiliaria por un campo. El empresario negó conocer al narcotraficante. Foto:cedoc

El empresario Daniel Carlos Tomeo compró un campo en San Vicente, provincia de Buenos Aires, a una sociedad del capo narco colombiano Ignacio Alvarez Meyendorff, conocido como “Gran Hermano”. Así lo revelan los documentos a los que accedió PERFIL. El empresario, denunciado por la diputada Elisa Carrió por presunto lavado de dinero, confirmó la adquisición pero dijo que no sabía que la propiedad era de un narcotraficante.

Meyendorff comandaba una organización dedicada al tráfico de cocaína. Logró instalarse en la Argentina en 2005, y comenzó a comprar propiedades y bancarizar dinero para lavar las ganancias del narcotráfico. Cayó en el aeropuerto de Ezeiza en abril de 2011, tras un pedido de captura de la Justicia de Nueva York, acusado de ingresar toneladas de cocaína a los Estados Unidos. Fue extraditado a ese país en 2013. Su banda ya fue condenada en la Argentina por el caso conocido como Luis XV.

El colombiano llegó a tener ocho lotes en el country Abril, invirtió en Nordelta y compró estancias en Chivilcoy y San Vicente. Inscribía los bienes a nombre de sociedades uruguayas o de la firma Fara SA. Una de esas propiedades, la estancia Anna José, en San Vicente, terminó en manos de Tomeo. El colombiano y el empresario vivían en el mismo lugar: Abril, como reveló la denuncia de Carrió, patrocinada por la abogada Mónica Frade.

Tomeo dijo a este medio que él compró la propiedad en 2010 y que no sabía quién era Meyendorff. En ese momento, el colombiano no estaba en el radar de la Justicia argentina. Sin embargo, en los documentos, la fecha de venta del terreno de Fara SA a Tomeo es 15 de junio de 2011, según los informes de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de Gendarmería que constan en la causa Luis XV.

La diferencia es central. Meyendorff cayó el 27 de abril de 2011. Tras su detención, su estructura de lavado comenzó a reacomodarse. Sus apoderados vendieron propiedades para continuar con el blanqueo.

La Justicia ahora investigará la conexión con el colombiano. Los investigadores lo consideran un presunto “empleado” o supuesto “lavador” de una estructura que lo excede y que radica su poder en la provincia de Buenos Aires. Una estructura que, además, consideran estrechamente relacionada con el narcotráfico, donde el tráfico de drogas conlleva a las mismas terminales: la Policía Bonaerense, la política y los servicios de inteligencia. Carrió, además, le apunta al ex ministro Aníbal Fernández, quien negó conocer a Tomeo.

La ruta. “Yo no se lo compré a Meyendorff sino a un empleado de él, en junio, agosto o septiembre de 2010. Actualmente, el predio es de mi propiedad. Una persona del country Abril, que tenía una empresa de manutención de parques y tenía una empresa de macetas con ellos, me ofreció la posibilidad de comprar el bien. Lo compré y lo transferí a mi nombre”, dijo Tomeo a este medio. “En ese momento no existía ese hombre. No lo conocí ni tuve contacto con él”, aseguró. No recordaba la cifra que pagó.

El empresario, que tiene una fábrica de cigarrillos en Berazategui, Expert SA, aseguró que no es testaferro de nadie y que puede justificar su patrimonio. La Justicia allanó la semana pasada 16 casas a su nombre y clausuró su empresa. A diciembre de 2015, tenía 42 vehículos a su nombre.

Para junio de 2011, Tomeo tenía un patrimonio considerable, incluyendo su fábrica y una Ferrari modelo 2008. Pero los investigadores sostienen que fue alrededor de 2011 cuando comenzó a crecer considerablemente, informaron fuentes de la causa. Por esa razón, la investigación sobre Tomeo ahora se enfocará en seguir la ruta de sus propiedades: a quién le compró sus bienes. Pero además deberá trazar la de los bienes del colombiano: a quién le vendió sus propiedades. Para la Justicia y Carrió, puede ser la punta de un iceberg.

Coca con estilo. El caso de Meyendorff fue conocido como Operativo Luis XV, por el modelo de los muebles que contenían los paquetes de cocaína en su interior, preparados para ser exportados. En un segundo juicio, los familiares de Meyendorff serán juzgados por lavado de dinero. Sus primeras inversiones en la Argentina fueron entre diciembre de 2004 y mayo de 2005, cuando adquirió los primeros seis lotes en el country Abril, que pagó en efectivo al Grupo Farallón, del empresario Eduardo Gutiérrez, el mismo que está procesado por tener a su nombre la casa de Tigre del ex secretario de Obras Públicas José López.