POLITICA

Torcer y manipular

PERFIL COMPLETO

Un juez penal debe buscar la verdad para lo que aplica las leyes. Además utiliza todo su conocimiento y experiencia para el bien. No se debe dejar influenciar y actúa con ecuanimidad, independencia y objetividad.

La Cámara Federal reprendió por segunda vez a Oyarbide en la causa Schoklender y lo apartó del caso. Es una de las más duras sanciones que puede recibir un magistrado. El tribunal dijo que realizó una investigación defectuosa, que hizo un direccionamiento erróneo de la causa y que perjudicó el descubrimiento de la verdad. Todo lo contrario a lo que debía cumplir como juez. Oyarbide manipuló el expediente para llenarlo de papeles y diligencias inconducentes. Con sus maniobras de distracción quiso aparentar que investigaba, pero todo iba dirigido hacia la nulidad. En materia contable, para que ningún experto lo condicione, dividió el estudio en tres partes, que encargó a policías, a peritos contadores y al Banco Central. En lugar de unificar, fraccionó, para así asegurarse un camino hacia “la nada”.

Ya unos años atrás, en la causa que investigaba el presunto enriquecimiento ilícito de los presidentes Néstor y Cristina Kirchner, Oyarbide actuó mal. En aquella ocasión torció las evidencias, puso en boca de los peritos contadores lo que ellos nunca afirmaron. Los expertos señalaron numerosas observaciones que debieron dar lugar a una ampliación del peritaje. El juez forzó la interpretación, torció la realidad y dictó un meteórico e inapropiado sobreseimiento. Ese caso ya es materia de estudio de los investigadores de fraudes, pues contiene una cantidad de irregularidades que no tienen desperdicio.

Ante la comisión de acusación del Consejo de la Magistratura, rendí testimonio. Pero una mayoría kirchnerista salvó a quien previamente había salvado a los Kirchner. Lo cierto es que la labor de la Justicia no se encuentra bien representada por este juez, a quien sólo lo sostiene la perversidad de un sistema que por el momento funciona a la perfección ante la mirada atónita de los ciudadanos.
 


* Investigador de fraudes contables, presidente de Contadores Forenses, www.alfredopopritkin.com



Alfredo Popritkin