POLITICA LA CARRERA HACIA 2015

Tormenta de encuestas en la pelea de Scioli-Massa

Mientras el diputado del Frente Renovador dio a conocer al menos 10 encuestas nacionales y provinciales que lo dan al tope de los sondeos, el gobernador bonaerense respondió a cada una con sus propios números que lo contradicen.

Un sondeo de 1.643 casos de Poliarquía da ganador a Daniel Scioli, pero otro, de la consultora W sobre 1.200 encuestados, muestra vencedor a Sergio Massa y a 13 puntos de distancia del gobernador bonaerense. Scioli y el diputado del Frente Renovador tienen sus propios números, y sólo basta que uno de los candidatos presidenciales haga pública la encuesta que lo beneficia para que el otro, en cuestión de minutos, contraataque con un sondeo que invierte el orden del ganador.

Un relevamiento a nivel nacional debe contener como mínimo 1.000 casos y les sale a los candidatos entre $ 80 mil y $ 150 mil cada uno. El Frente Renovador, liderado por Massa, hizo públicas ocho encuestas en los últimos cuatro meses, y todas ellas dan ganador en la elección presidencial de 2015 al diputado opositor.

Desde el sciolismo contestan con un sondeo propio cada una de ellas, pero el equipo de campaña de Scioli no sólo hace encuestas a nivel nacional, sino que también encarga trabajos en distintas provincias del país. Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Corrientes, La Rioja y San Juan son algunos de los territorios que eligieron para conocer la aceptación del ex motonauta, provincias en las que aseguran que la mayoría de las encuestas lo dan como ganador.

En el massismo reaccionan y muestran encuestas en territorios como Catamarca y Tierra del Fuego, en donde tiene ventaja el líder del Frente Renovador. En el sur, según la encuesta de Neodelfos que hicieron pública, Massa alcanza el 28% de los votos, mientras que Scioli lo sigue con el 20%.

A un año de la definición de las candidaturas, las encuestadoras utilizan el método más sencillo y económico para relevar la información. Se trata del sistema IVR, por el cual se llama a las viviendas a través de una computadora que hace preguntas predeterminadas. Sin embargo, cuando se  acerca la elección y con la necesidad de dar mayor precisión en los resultados, se agrega el sistema CATI, por el que la encuesta telefónica es realizada ya no de forma automatizada, sino por una persona que guía y repregunta. También, para abarcar un segmento que no posee líneas telefónicas fijas, en los meses próximos a los comicios, se realizan encuestas presenciales, lo que encarece los costos que deben abonar los candidatos para conocer sus chances en la elección.

Además de estos métodos, desde la última elección, Massa concentra especial atención en los focus group, que consiste en reunir a un grupo de entre 8 y 10 personas dirigidas por un moderador encargado de dirigir la discusión sobre lo que se quiere estudiar. Cada uno de estos focus cuesta aproximadamente $ 15 mil, y se necesitan –como mínimo– ocho de estos estudios, para que el analista saque las principales conclusiones, por lo que esta encuesta cualitativa puede valer $ 120 mil.  

El enfrentamiento de sondeos entre Scioli y Massa se aceleró en abril y no tiene fin. En aquel momento, el relevamiento de la consultora Aresco de Julio Aurelio mostró una intención de voto del 20,9% para Scioli, contra 19,8% de Massa. Pero, luego de que el sciolismo diera a conocer estos números, el massismo difundió un trabajo de Hugo Haime en el que el diputado del Frente Renovador poseía 24% en la elección presidencial frente al 16% del gobernador bonaerense.



Rosario Ayerdi