POLITICA DESPIDOS Y SUELDOS IMPAGOS

Trabajadores de Lázaro Báez cazan y comen guanaco en Santa Cruz

Los empleados de Austral Construcciones SA tomaron obradores y no reciben viandas, lo que les obliga a alimentarse con carne de ese animal.

Foto:www.iprofesional.com

La situación para los 1.700 trabajadores de las empresas Austral Construcciones SA y Kank y Costilla, propiedad de Lázaro Báez, sigue empeorando. No se les pagó aún lo que se les debe y ayer empezaron a ser despedidos. A modo de protesta, tomaron varios de los obradores en las empresas y amenazan con cortes totales para esta semana.  

El mal panorama económico que vive la compañía los dejó en una posición precaria. En la localidad de Tres Lagos, en el campamento de Austral Construcciones SA, alrededor de 25 obreros tomaron el obrador y para alimentarse cazan y comen guanacos.

Así lo describió Alfredo Ramírez, un delegado de obra, al sitio OPI Santa Cruz: "Hace 48 horas que estamos comiendo carne de guanaco, porque la empresa hace ya varios días que no manda más las viandas, nos dejaron aquí y no nos pagan ni nos dan de comer; estamos absolutamente desprotegidos y abandonados a la buena de Dios".

Tras ser notificados que el Gobierno nacional va a intervenir Vialidad Nacional y las declaraciones del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, sobre que la deuda con ellos es responsabilidad de Báez amenazaron con cortes totales: "Nosotros de acá al martes (por ayer) vamos a esperar que nos paguen, si eso no ocurre, entonces vamos a hacer cortes totales en la provincia y especialmente en El Calafate. No va a entrar ni salir nadie".

Ramírez precisó que “además se nos van a sumar los compañeros de las Represas, que están preocupados porque ya ven como actúa el gobierno y sus amigos empresarios. Somos 1.700 compañeros que si no nos pagan, les vamos a parar Santa Cruz".

Asimismo, se refirió a la situación de tener que alimentarse de guanaco para subsistir: "Mientras nosotros comemos guanaco porque nadie nos trae ni un plato de comida, Lázaro están descansando en alguna de las veintitantas estancias que tiene. Esperemos que esto termine pronto. Lo único que queremos es que se nos pague como corresponde. Si no es así, todo esto se va a agravar mucho".

Báez le debe a 1.800 empleados dos quincenas, aguinaldos y horas extras, lo que equivale a un total de 25 millones de pesos. Para reivindicar que se les abonen las cantidades que les deben, los trabajadores realizaron desde finales del año pasado una protesta cortando la ruta 3 en los dos extremos de la provincia: al frente de la sede de la empresa, en el ingreso a esta ciudad y casi 700 km al norte, en Caleta Olivia. Esa medida podría ampliarse ahora tras el arranque de los despidos, tal y como adelantó el delegado de obra de Tres Lagos.



Redacción de Perfil.com