POLITICA CHUBUT

Tras 42 días, ahora el Gobierno apunta a siete gendarmes por Santiago Maldonado

Los documentos entregados al juez pusieron la lupa sobre el rol de los uniformados. Pero desde la Casa Rosada no creen en un encubrimiento general.

El reclamo por la aparición de Santiago Maldonado
El reclamo por la aparición de Santiago Maldonado Foto:Cedoc
Primero fue el silencio. Luego las hipótesis más descabelladas. Sin embargo, parece ser que 40 días después. finalmente el Gobierno decidió avanzar en la investigación para saber que pasó con Santiago Maldonado. Ayer el Poder Ejecutivo entregó al juez federal de Esquel Guido Otranto información que pone sospechas sobre el rol de la fuerza de seguridad, algo que la familia denunció desde el primer día.

Dentro de todo el grupo de gendarmes que reprimió el 1 de agosto, hay sospechas sobre siete de ellos. Son en total un oficial y seis suboficiales -tres sargentos, dos cabos primero y un cabo-, en este orden: Emmanuel Echazú, Orlando Yucra, Julio Segovia, Juan Carlos Pelozo, Jorge Fortunato, Ramón Vera y Darío Zoilán

El Gobierno aceleró esa línea de investigación con un sumario administrativo interno que hizo la propia Gendarmería al principio y el Ministerio de Seguridad después. Allí se tomó testimonio a 120 gendarmes y luego se hizo hincapié en los 40 que participaron del operativo del 1º de agosto. Finalmente, la mira más fina quedó puesta sobre el grupo de los siete, según informó Clarín.

No se sabe a ciencia cierta si los siete sospechosos actuaron en conjunto: al dispersarse los manifestantes por el río, pudo haber pasado algo con algún gendarme en particular sin que el resto lo sepa. De esta forma, la hipótesis de que los gendarmes estuvieron involucrados, comenzó a tener cada vez más fuerza. Uno de los señalados que se acercaron a la orilla del Río Chubut, según los testimonios, fue el subalférez Echazú. Tenía un corte en la cabeza por una pedrada que le habían arrojado quienes huían. No se sabe si enfrentó a Maldonado cara a cara. 

Los sumariantes del Gobierno lo descartan: hay más de diez testimonios que dicen que a Echazú lo hirieron sobre la ruta, bastante antes de bajar hacia el río, y que los cortes son por aquellas pedradas. De todos modos, el informe al juez dice que él llevaba una escopeta antimotines y que pudo haber llegado "hasta a 7 metros" de la orilla. Es mucho más cerca de lo que admitió su superior Juan Escola, que dijo que nunca estuvieron a menos de 30 metros de los mapuches que huían.

Defensa. Por su parte, el jefe de la delegación de Gendarmería de El Bolsón, Fabián Méndez, aseguró que pone las "manos en el fuego” por los agentes. "Dios quiera que sepamos donde está. Se tiene que saber la verdad", contestó conmovido el agente luego de que le preguntaran "¿Dónde está Santiago Maldonado?". En diálogo con PPT, Méndez relató que durante la manifestación en la ruta 40, el escuadrón de Gendarmería se hizo presente para cumplir la demanda judicial de “normalizar la transitabilidad en el camino”.