POLITICA EXCLUSIVO

Tras el allanamiento, habla la gerente de Télam: "Me dijeron 'estás detenida'"

Gendarmería rompió la puerta de Mariana Inés Lopisi y secuestraron documentación. Qué dice el acta. 

Foto:Cedoc

Corrían las 21.30 cuando Gendarmería decidió ingresar al departamento de Mariana Inés Lopisi, abogada y empleada de la agencia de noticias estatal Télam, por la fuerza. Luego de romper la cerradura, comenzó un allanamiento en el que, según consta en el acta policial, quisieron llevarla detenida. La mujer está acusada, junto a otros empleados, de robar documentación de la agencia.

Lopisi llegó a su vivienda cuando las fuerzas de seguridad ya estaban adentro. "Me rompieron la puerta y me dijeron 'estás detenida'", relató a Perfil.com, en una breve comunicación telefónica.

Ante una llamativa celeridad judicial, el acta relata tal cual lo que denunció la mujer, que trabaja en el área de legales de Télam, a este portal: "Siendo las 23.45 horas el comandante Néstor Hugo Báez informa el resultado de la medida al Dr.Calvo, quien interiorizado de las mismas previa anuencia del juez Ariel Lijo, en principio orienta sobre que se le efectúen la lectura de derechos y garantías y "detención" comunicada de la ciudadana Mariana Inés Lopisi hasta que se efectúen las medidas de reincidencia, fichas, médico legista, prontuarial, fotos de los secuestros y de la persona, objeto de la medida, Planilla constatación de domicilio".

Sin embargo, según pudo saber Perfil.com, Lopisi y los testigos comenzaron a discutir la medida de la Gendarmería, por lo cual se desistió de realizar dicha detención: "Se realizaron varias nuevas consultas al Juzgado sobre la ordenada detención, cuando siendo las 23.59 horas, mediante nueva comunicación con el Dr. Calvo y por disposición del Juez de la causa interviniente, se ordena que se dejen sin efecto las medidas enunciadas y que únicamente se realice una identificación fehaciente en acta".

¿Persecución? Ante el escándalo, ayer el ministro de Medios y Contenidos, Hernán Lombardi, aseguró que se les abrió un sumario administrativo y que investigarán a fondo el caso: “No se trata de una persecución ideológica, el problema no es que sean de La Cámpora, sino que robaron”, sostuvo el ministro.

(*) De la redacción de Perfil.com. En Twitter, @rindart.



Ramón Indart