POLITICA "PROGRESISMO ESTúPIDO"

Tras el escándalo de Carrió, Cambiemos quiere retomar la sesión levantada

El oficialismo convocó a una sesión ordinaria para este miércoles a las 18. Votarán entre otras cosas, la creación de la Cédula Escolar Nacional.

Carrió en Diputados en un áspero debate con la oposición.
Carrió en Diputados en un áspero debate con la oposición. Foto:Captura

Luego del escándalo que provocó Elisa Carrió cuando tildó de estúpidos a diputados de la oposición e hizo que terminara de forma abrupta la sesión del Congreso, Cambiemos buscará retomar la discusión en el recinto.

A pesar de las dificultades que habrá para conseguir el quórum, el oficialismo convocó a retomar el cuarto intermedio este miércoles a las 18, un horario inusual para una sesión, con el fin de votar una serie de proyectos que quedaron pendientes.

Según informó Parlamentario el temario incluye modificaciones a la Ley de Estupefacientes 23.737, sobre penas y montos de las multas; la entrada y salida de tropas para participar en ejercicios militares hasta el 31 de agosto de 2018; y un convenio sobre ciberdelito adoptado en Budapest el 23 de noviembre de 2001. Además, se tratará la creación del programa Cédula Escolar Nacional (CEN), una base de datos informática sobre la trayectoria escolar y sanitaria de los alumnos; y un reconocimiento a los excombatientes de Malvinas.

Aquel día, la tensión empezó a subir cuando se discutía un proyecto para hacer donaciones a un banco de alimentos, que era resistido por varios legisladores y en especial por los miembros del interbloque Progresistas, Margarita Stolbizer y Federico Masso (Libres del Sur).

En ese momento pidió la palabra Carrió para justificar la necesidad de contar con esta ley para paliar el hambre y, muy enojada, la dirigente porteña expresó: "Estoy cansada del progresismo estúpido. No quieren votar la ley", que generó aplausos en el interbloque de Cambiemos. Luego, fuera del micrófono los personificó y tildó de "estúpidos". Estas afirmaciones generaron un rechazo generalizado de los diputados de la oposición, que pidieron sanciones para la legisladora, e incluso el Frente Renovador anunció que no asistiría más a las deliberaciones "hasta que no se aplique una medida disciplinaria a Lilita".