POLITICA A LA JUSTICIA

Tras el fallo de la Cámara, Cristina pidió ir a juicio oral y público

Así lo manifestó el abogado Carlos Beraldi, quien denunció que con el fallo de la Cámara "primó la política primero y la persecución judicial en vez de la razón" en contra de su clienta.

Foto:Télam
La defensa de la ex presidenta Cristina Fernández calificó de "escandaloso" el fallo de la Cámara Federal porteña que confirmó su procesamiento en la causa conocida como "dólar futuro", por lo cual pedirá hoy que se eleve "en forma inmediata" el caso a juicio oral y público.

Así lo manifestó esta mañana el abogado Carlos Beraldi, quien denunció por Radio 10 que con el fallo de la Cámara "primó la política primero y la persecución judicial en vez de la razón" en contra de su clienta.

La Sala II de la Cámara Federal porteña confirmó el viernes pasado el procesamiento de la ex primer mandataria en la causa "dólar futuro" y el embargo de 15 millones de pesos sobre sus bienes, junto al del ex ministro de Economía y diputado nacional Axel Kicillof.

El juez Claudio Bonadio procesó el 13 de mayo a la exmandataria por "defraudación a la administración pública" como consecuencia de las pérdidas generadas al Estado por la operatoria realizada por el Banco Central, entre septiembre y noviembre de 2015, respecto a los contratos de mercados a futuro del dólar.

La causa. Lo que la Justicia investiga es el proceder de los ex funcionarios kirchneristas que optaron por fijar un precio de venta de la divisa norteamericana a futuro a sabiendas que esa medida perjudicaría al Estado ante una eminente devaluación.

Funcionarios PRO imputados. Por esta misma causa Cristina apuntó contra funcionarios de la gestión actual como beneficiarios de esta medida presuntamente perjudicial para el patrimonio del Estado. 

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió investigar al director del Banco Central, Pablo Curat y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, tal como lo había pedido la expresidenta.

Además de Curat y Quintana, Di Lello incluyo en la nómina de imputados a José Torello, jefe de asesores de la Presidencia y amigo de la infancia de Mauricio Macri.

El funcionario judicial, por otra parte, imputó a las firmas Caputo -propiedad de Nicolás Caputo, amigo del Mauricio Macri-, y Chery Socma SA, -que pertenece a la familia del Presidente-, por la posible vinculación con la compra de dólar futuro.