POLITICA PARO NACIONAL

Triaca: "Hay que parar la mano y ponernos a laburar"

El Gobierno insistió que la huelga "esconde un mecanismo extorsivo".

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca
El ministro de Trabajo, Jorge Triaca Foto:Cedoc

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, admitió este jueves que el paro general convocado de la CGT tenía "alta adhesión" aunque argumentó que al no haber transporte "afecta" a las personas que tienen intención de ir a trabajar y, al mismo tiempo, denunció que la huelga "esconde un mecanismo extorsivo".

"La gente nos eligió para cambiar...Así que hay que parar de mentirnos, agredirnos, de extorsionarnos, de usar a los chicos como rehenes, parar de mirarnos como enemigos. Hay que parar la mano y ponernos a laburar", enfatizó Triaca.

En diálogo con radio Mitre, el titular de la cartera de Trabajo expresó: "Es un paro con alta adhesión, sobre todo en el transporte que afecta al resto de los trabajadores, creemos que hay mucha gente con voluntad de ir a trabajar, que no puede acceder por el paro de transporte". "En los últimos 15 meses, a través del diálogo nos sentamos en mesas de trabajo, pudimos conseguir muchas cosas que no se habían conseguido desde hace muchos años, como la solución al impuesto a las ganancias, el mínimo no imponible, la reparación histórica de los jubilados. Todo esto fue un conjunto de cosas, producto del diálogo", resaltó el funcionario sobre la gestión macrista.

Triaca apuntó contra los dirigentes sindicales que cuando denuncian "incumplimientos, no se lo plantean a las empresas sino al Gobierno". Luego insistió sobre que "hay intencionalidad política" en la huelga general convocada por la central obrera peronista y puntualizó: "Evidentemente me parece que están escondidos detrás de esto, sectores vinculados con algunos que quieren volver a las prebendas del pasado".

"Se esconde un mecanismo extorsivo", afirmó el titular de la cartera laboral. Las declaraciones del ministro hacen referencia, entre otras cosas, a que esta semana se difundió un video del secretario general del Sindicato de Peones de Taxi, Omar Viviani, quien amenazó a los que quieran trabajar ese día a que "hay que darle vuelta los coches", dichos por los que recibió una citación en la Justicia.