POLITICA CAMBIO CON CONTINUIDAD EN TRABAJO

Triaca recicló a funcionarios de Cristina y Scioli

Exasesores de Tomada lograron mantenerse en sus cargos. Y laderos de Cuartango también consiguieron el pase a Nación. Ayer despidieron a treinta trabajadores.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca quedó bajo la lupa tras los casi 30 mil despidos recientes, entre los empleados del ámbito público y privado. Así, si bien la performance de Triaca se convirtió en una especie de puching-ball de la oposición, en especial del kirchnerismo, la actual cartera macrista se compone de gran parte de los equipos que tuvieron a su cargo los ministros Carlos Tomada y el sciolista Oscar Cuartango.

Durante la campaña presidencial, Daniel Scioli confirmó que su ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, iba a ascender al Ministerio nacional, en caso de que ganara la elección. Pero triunfó Mauricio Macri, y gran parte del equipo sciolista de Cuartango logró de todas formas el pase al gabinete de Nación, tras una serie de discretas negociaciones entre Triaca y el ex ministro bonaerense.

El ex director de Asuntos Legales de Cuartango, Diego Podaschevsky; el ex director de Relaciones Laborales Marino Calcopietro; y el ex director de Inspección Raúl Ferrara, todos sciolistas hasta hace poco más de un mes, ya se reacomodaron como directores nacionales bajo las órdenes de Triaca.

Convertido en subdirector de Relaciones del Trabajo macrista, Calcopietro ya tuvo que mediar en un conflicto gremial: el de los casi 200 despidos de Siderca, del Grupo Techint. Según el Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma, los echados privados ya superan los 10 mil, entre los de Cresta Roja, Paraná Metal, Austral Construcciones (de Lázaro Baéz) y otras. Los despedidos estatales ya son unos 18 mil: ayer el Ministerio de Triaca despidió a treinta trabajadores, que en breve podrían pasar a ser noventa.

El tomadismo, por su parte, también se reubicó en el gobierno PRO, pese a las críticas por los despidos masivos, de quien fue ministro durante los 12 años del ciclo kirchnerista. Silvia Squire, de muchos años en el Ministerio de Tomada, quedó como subsecretaria de Relaciones Laborales. Ex funcionarias del núcleo tomadista, como Alejandra Cordeiro, Susana Barasatian y Mónica Sladogna (esta última, con el visto bueno de los metalúrgicos de la UOM y de la Uocra), mantuvieron sus puestos como coordinadoras y directoras nacionales.

En señal de autopreservación y ajuste al cambio de época, algunos ex tomadistas retiraron los cuadros de Néstor Kirchner que adornaban sus despachos. Muchas cuentas de Facebook también fueron cuidadosamente actualizadas.

Triaca armó su gabinete sobre la base de distintos guiños políticos: puso a un ex gerente de Techint, Miguel Angel Ponte, como tercero; como viceministro nombró a Ezequiel Sabor, de diálogo fluido con Hugo Moyano y Luis Barrionuevo; y hasta tuvo un gesto con los ex ministros de Scioli y Cristina Kirchner. Entre los que salieron perdiendo, se destacan la ex vice de Tomada, Noemí Rial, y algunos funcionarios cristinistas.

Socio en un estudio de abogados que suele defender a los gremios, a Tomada le resultará ventajoso mantener gente de su confianza en el Ministerio, aunque ahora esté en manos de Macri.



Andrés Fidanza