POLITICA NARCOTRAFICO, EFEDRINA Y POLITICA

Triple crimen: la Justicia citará a dos hombres de Aníbal Fernández

Se trata de Andrés Meiszner y Alejandro Giancristóforo. Trabajaban para el ex jefe de Gabinete. Están directamente vinculados a Lanatta.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La investigación por el triple crimen de General Rodríguez que conecta el narcotráfico con la política comienza una nueva etapa en los próximos días y por primera vez, dos hombres del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández tendrán que presentarse ante la Justicia de Mercedes.

El fiscal Juan Ignacio Bidone citará a declarar a Andrés Meiszner, vicepresidente del Club Quilmes, ahijado político de Fernández y ex titular del Registro Nacional de Armas (Renar), para el que trabajaba Martín Lanatta. El organismo funcionó durante años bajo la órbita del ex ministro Fernández, primero en la cartera de Interior y luego en la de Justicia.

Meiszner (h) es uno de los hombres de mayor confianza de Aníbal F. y es hijo de José Luis, detenido por pedido de los Estados Unidos en el marco del escándalo de coimas en la FIFA. Meiszner (h) fue funcionario del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación hasta diciembre y junto a Fernández llegó a la conducción del Club Quilmes.

El otro quilmeño que deberá presentase ante la Justicia es Alejandro Giancristóforo. Era el secretario privado de Meiszner en el Renar, miembro activo del sector político de Aníbal y amigo de Lanatta. Era su contacto directo con el Registro Nacional de Armas.

Ambos deberán declarar como testigos. El fiscal Bidone busca ahondar en la cadena de responsabilidades políticas en torno al negocio de la efedrina, las armas y la disputa del negocio de la efedrina que terminó con los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en agosto de 2008. Por la triple ejecución fueron condenados en 2012 a cadena perpetua los hermanos Lanatta y los hermanos Schillaci. Los dos primeros y el menor de los Schillaci se fugaron del penal de máxima seguridad de General Alvear el 27 de diciembre pasado. Bidone también investiga a Ibar Esteban Pérez Corradi como el supuesto autor intelectual del triple crimen.

Es la primera vez que la Justicia pide explicaciones al círculo íntimo de Aníbal Fernández. Tienen varias cosas que explicar: su relación con los sentenciados por el triple crimen, especialmente con Martín Lanatta, y las llamadas telefónicas que los comprometen, entre otros ejes de la investigación. También: el supuesto rol de Aníbal F. en este caso.

Giancristóforo es amigo de Martín Lanatta, según reconoció el condenado públicamente. Como reveló PERFIL en 2013, la Justicia de Mercedes tiene confirmado que Giancristóforo mantuvo 668 comunicaciones con el teléfono de Lanatta entre enero y junio de 2008, dos meses antes del triple crimen. Con ese mismo teléfono, a nombre del Renar, el quilmeño también se comunicaba con otro radio Nextel a nombre de Aníbal Domingo Fernández. Mantuvieron 25 comunicaciones entre abril, mayo, junio y hasta el 17 de septiembre de 2008.

Fernández afirmó que conoce a Giancristóforo, que fue empleado del Renar y que es hijo de un histórico puntero del PJ Quilmes. Fernández dijo que no se acuerda si utilizaba ese Nextel a su nombre pero dijo que “es posible” que haya hablado con Giancristóforo, ya que “trabajaba políticamente” para él.

El teléfono de Giancristóforo estaba registrado a nombre de la gerenciadora del Renar. Entonces, ese ente también gerenciaba otro organismo: el Registro Nacional de Precursores Químicos (de la Sedronar), que autorizó el ingreso de los casi 50 mil kilos de efedrina que se desviaron al mercado narco.



Emilia Delfino