POLITICA LUEGO DE LAS PROTESTAS

Tucumán: volvió la calma pero podrían seguir las marchas

PERFIL COMPLETO

Foto:Agencia Infofoto

Desde Tucumán
La feroz represión policial no sólo dejó maltrechos a decenas de manifestantes que participaron de la multitudinaria protesta en Plaza Independencia para reclamar transparencia electoral. También resultó herido –políticamente– el gobernador, José Alperovich. En los últimos días le llovieron críticas –incluso de viejos aliados– y ahora mira con preocupación su futuro inmediato, puesto que en octubre deberá revalidar su liderazgo político como candidato a senador nacional.
Más allá de su pesar, Alperovich le debe a la sociedad el nombre del responsable. En el oficialismo están convencidos de que los incidentes fueron promovidos por dirigentes de la oposición con el objetivo de anular la elección a sabiendas de que en el escrutinio definitivo, más allá de algunas irregularidades, la fórmula José Cano-Domingo Amaya perdería. Pero nada dicen respecto de la injustificada represión policial. Por ahora, la fiscal Mercedes Carrizo, que investiga los hechos, tiene puesta la lupa en el jefe policial, Antonio Bustamente. Al cierre de esta edición su futuro era incierto, incluso ciertas versiones indicaban que en las próximas horas podría presentar su renuncia a la fuerza de seguridad.

Marchas y contramarchas. Las redes sociales jugaron un papel preponderante para convocar a los miles de tucumanos que se congregaron en Plaza Independencia para manifestarse en contra de un presunto fraude electoral y para repudiar la violenta represión policial: “Yo vine con mis hijos, porque estoy cansada del feudalismo y los abusos de poder a los que nos tienen sometidos. Y voy a seguir viniendo”, sostiene ante PERFIL Betina González. Y agrega: “Según me contaron el domingo viene Jorge Lanata a transmitir desde Tucumán, así que vamos a hacer una marcha multitudinaria”.
Ante los rumores de que dirigentes oficialistas iban a organizar una contramarcha para no perder la calle, el propio Alperovich salió a desalentarlos: “Lo que menos queremos hacer es provocar a la sociedad, no estamos convocando a ninguna marcha, al contrario, dejamos que la gente se exprese con total libertad”.
Al cierre de esta edición, la fiscal Carrizo recepcionó una denuncia contra el diputado nacional José Cano, el intendente capitalino, Domingo Amaya, y el dirigente de la Asociación Bancaria, Eduardo Burlé, a quienes se los acusa por instigación pública a cometer delitos, por daño y por sedición.



Pilar Roman