POLITICA LA CAUSA DEL AUTO ‘TRUCHO’

Un abogado del vice integra una fundación con Raúl Zaffaroni

Jacobo Grossman patrocina al viceprocesado en la causa del auto trucho. Es asesor, socio y amigo del ministro de la Corte Suprema.

Foto:Marcelo Silvestro

Jacobo Isaac Grossman es el abogado de Amado Boudou en la causa en la que podría ser procesado por el juez federal Claudio Bonadio por la falsificación de documentos de su auto Honda Civic.

El asesor, socio y amigo del ministro de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni, integra junto al magistrado la Fundación para la Capacitación e Investigación Social (Fucais), que aglutina a otros amigos cercanos del ministro de la Corte.

La entidad es presidida por Alejandro Tullio, director nacional electoral, aunque el director académico es Carlos Mas Vélez. El vicepresidente es el ministro Zaffaroni. Allí, ejerce como secretario de la institución el propio Grossman, y su socio –ahora nombrado por el Ejecutivo en la lista de conjueces– Martín Magram es secretario académico.

En varias de las publicaciones de la fundación aparece otro de los amigos del ministro y coautor de libros penales, el camarista de Casación Alejandro Slokar. Muchos de los miembros de la fundación integran la agrupación Justicia Legítima, que lidera la procuradora Alejandra Gils Carbó. Otro miembro destacado es el juez federal Sergio Torres, quien tiene a cargo una de las causas contra el vicepresidente por la compra de autos sin licitación a la empresa Guido Guidi.

Fucais no sólo suscribió convenios con varias universidades para dictar cursos y seminarios a través de internet y realizar investigaciones científicas, sino que además realiza publicaciones.

El ministro Zaffaroni reconoció a PERFIL su amistad personal con Boudou. Luego trascendieron fotos de ambos juntos en fiestas de cumpleaños del magistrado. Fue cuando Zaffaroni advirtió a los medios que cuando alguna de las causas en las que se investiga al vicepresidente llegara al máximo tribunal para su intervención, él se “excusaría por amistad”.

Grossman estuvo detenido por los supuestos delitos de “secuestro extorsivo” en 1974. Su abogado defensor fue Zaffaroni y, a partir de allí, la amistad se volvió férrea. Grossman fue acusado por el secuestro de Douglas Roberts, ex directivo de la empresa Pepsi Cola.



Natalia Aguiar