POLITICA

Un acuerdo en la UCR mendocina mostró tensión entre Cobos y Sanz

Estrategias diferentes en UNEN: el senador quiere a Macri; el ex vice prefiere esperar.

Foto:Prensa Cobos

La crisis del Frente Amplio UNEN vivió ayer un nuevo capítulo con el enfrentamiento interno del radicalismo mendocino, que por ser el territorio de Ernesto Sanz y Julio Cobos tiene trascendencia nacional. Las indefiniciones del centenario partido están generando cada vez mayores tensiones en la alianza, al punto que ahora hay dudas respecto de cuándo van a hacer la presentación del programa de gobierno que tenían prevista para este jueves.

En Mendoza, la UCR local realizó un congreso partidario en el que dejó abierta la puerta a hacer alianzas con otras fuerzas políticas. Fue la propuesta de Sanz junto al candidato a gobernador Alfredo Cornejo, quienes intentan sumar al PRO al armado provincial. Desde el cobismo, buscaron instalar la idea de que los diálogos con otras fuerzas incluían también al Frente Renovador de Sergio Massa y al Partido Demócrata. Pero vía Twitter, el presidente del radicalismo dio un mensaje contundente: “Los radicales de Mendoza dimos hoy un gran paso al habilitar las alianzas necesarias para derrotar al peronismo en 2015. Un día histórico”, dijo Sanz.

El congreso se encaminaba a una ruptura, pero finalmente primó la unidad. Cobos pudo evitar que se le pidiera a la convención nacional que se hicieran acuerdos amplios y consiguió la certeza de que en la elección en la capital mendocina el radicalismo se presentará con la tradicional lista 3. Sin embargo, la lectura final fue que Sanz quedó mejor parado que Cobos, que pocas horas después reiteró su reclamo de que la Convención Nacional de la UCR tome una decisión “urgente” sobre el esquema de alianzas.
En el partido hay tres grupos: los que quieren un acuerdo de toda la oposición, los que quieren cerrar con Mauricio Macri y los que prefieren seguir en UNEN.

Hoy son cada vez menos los que auguran un buen destino al frente. El objetivo era presentar el programa de gobierno antes de fin de año. Iba a ser el jueves próximo, pero como está previsto que haya sesión en el Senado, se postergó. No obstante, fuentes del espacio reconocieron que existe malestar por la falta de definiciones de la UCR. En el socialismo de Hermes Binner, que vuelve el lunes luego de una gira por Europa, también  molestó la declaración de Cobos de buscar “acuerdos de gobernabilidad “ con Massa, ya que consideran que esos arreglos se deben dar después de las elecciones.



Gabriel Ziblat