POLITICA QUIEN ES RICARDO BENEDICTO


Un amante del turf que genera sospechas

Tiene un stud que fue allanado por la AFIP. Ex socio de López en el petróleo.

PERFIL COMPLETO


Foto:cedoc
Ricardo Oscar Benedicto es el vicepresidente de Casino Club. Tiene 61 años y conoció a Cristóbal López en Comodoro Rivadavia. Según fuentes del mercado, Benedicto es el hombre dentro de la sociedad que mejor entiende de juego. El otro socio histórico, Juan Castellanos Bonillo, es el contador, y Héctor José Cruz tiene una porción minoritaria.
Según publicó Clarín el 28 de marzo, Benedicto es además dueño de un haras propietario de 160 caballos de pura sangre que llevan acumulados premios por más de 15 millones de pesos. Con esta operación, Benedicto será prácticamente dueño de los principales negocios del juego en el país.
Ingeniero de profesión y muy amigo de López, es además dueño del stud Rubio B, que fue allanado por la Justicia luego de la venta de un caballo a Japón. Una fuente del sector que conoce bien a ambos explicó a PERFIL que, para él, la compra de Benedicto a Cristóbal es simulada. “Son muy amigos, lo hicieron para sacar el nombre de Cristóbal del medio”, precisó la fuente.
Según una investigación que publicó este diario hace ocho años, Benedicto fue quien convenció a Cristóbal de entrar al negocio del juego. En 1992, los dos ganaron la licitación para instalar el casino de Comodoro Rivadavia. En ese momento Benedicto estaba casado con Myriam Costilla, socia de la constructora Kank y Costilla, que con los años sería comprada por Lázaro Báez. “Benedicto es el socio que más sabe del juego, es un genio. Viajó varias veces a Las Vegas para entender cómo funcionan las salas de primer nivel”, contó a PERFIL una fuente en esa oportunidad. Las mismas fuentes dijeron que en pleno apogeo del kirchnerismo, Benedicto tenía línea directa con el entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Este amante del turf es en realidad el cerebro de Casino Club. Tiene una hija de 10 años.
También fue socio de López en el petróleo. Su amistad sigue intacta. Cuando los españoles declinaron comprar la parte de Cristóbal, fue Benedicto quien la adquirió. Algunos dicen que lo hizo para sacarlo del medio de la polémica y traer alivio al negocio del juego.
En Comodoro Rivadavia empezó la luna de miel con el kirchnerismo. El entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, visitaba el casino con frecuencia.

Mariano Confalonieri