POLITICA OTRO CASO DE CONFLICTO DE INTERESES

Un asesor oficialista presentó una demanda contra su propio gobierno

Trabaja con Pinedo y tiene vínculos en Comunicaciones. Representa a una empresa satelital española y firmó un reclamo que podría terminar en el Ciadi.

Tallarico. En las últimas elecciones presidenciales, fue fiscal en una mesa de La Matanza.
Tallarico. En las últimas elecciones presidenciales, fue fiscal en una mesa de La Matanza. Foto:Facebook
El concepto de “conflicto de intereses” es uno de los que más están aquejando a los funcionarios de Cambiemos, muchos de los cuales vienen de desempeñarse en el mundo privado en áreas similares a la que ahora tienen que gestionar. El colmo ahora es el de un asesor del oficialismo que también trabaja como representante legal de una empresa satelital española. Pero no termina ahí, sino que desde ese rol presentó una demanda contra el propio gobierno que él mismo defiende. De no solucionarse el entredicho, el caso podría terminar en un arbitraje internacional ante el Ciadi.

Se trata de Eduardo Tallarico, asesor de Federico Pinedo en el Senado y que diversas fuentes aseguran que también colabora con el Ministerio de Comunicaciones, aunque él lo niega. Precisamente, la empresa que él representa se queja de una decisión que tomó el ministro de esa cartera, Oscar Aguad.

Hispasat
es una firma española que hace más de dos décadas presta servicios satelitales en el país. Con el gobierno anterior, reemplazó dos satélites que estaba utilizando, aduciendo que se les acababa su vida útil. Pero nunca recibió la autorización para ponerlos en funcionamiento. Este año, la empresa presentó repetidas cartas, también firmadas por Tallarico, en las que pedía que se solucionara el vacío legal. Pero la nueva gestión, al tomar el caso, intimó a la empresa a que dejara de prestar servicios con esos satélites, ya que estaban operando de manera irregular.

La reprimenda española llegó el 26 de octubre, a través de una presentación que uno de los directivos (Carlos Espinós Gómez) le envió al presidente Mauricio Macri, con copia a la canciller Susana Malcorra; al procurador del Tesoro, Carlos Balbín; y al embajador de España, Estanislao de Grandes Pascual. Habla de “consultas amigables” basadas en un acuerdo de protección recíproca de las inversiones entre Argentina y España. Pide iniciar el “proceso formal de consultas y negociaciones amistosas”, pero termina aclarando que el objetivo es “evitar que la controversia derive en un arbitraje internacional”. Esos caminos conducen al Ciadi (institución del Banco Mundial).

Todas las páginas están firmadas y selladas por Tallarico. En diálogo con PERFIL, el abogado se desligó diciendo que el reclamo era de la casa matriz y que él solamente aparece firmando “por una cuestión formal, para presentar las copias”. “Lo definieron ellos, excede mi competencia”, respondió. Además, negó tener un contrato con el Ministerio de Comunicaciones y señaló que si lo ven mucho por ahí es porque va a atender temas vinculados a Hispasat.

Fuentes del Ministerio aseguran que trabaja para Oscar González, subsecretario de Regulación. Consultado por PERFIL, el funcionario también negó que sea su asesor, pero reconoció que trabajaron juntos para la elaboración de un nuevo marco regulatorio postal, ya que Tallarico había analizado esos temas por su rol como asesor de Pinedo. 

El presidente provisional del Senado, en tanto, dice que desconoce las actividades privadas de Tallarico y que no estaba al tanto de la presentación de Hispasat. Pero desde su despacho deslizaron que si se comprueba una incompatibilidad, lo apartaría de su cargo.

El caso salta a la luz en medio de una disputa de sectores dentro de Comunicaciones. Tanto Tallarico como González forman parte de un grupo que también integra el secretario Héctor Huici, el subsecretario Hugo Miguel, Pinedo y el abogado Javier Sánchez Elía (que era candidato al puesto de Aguad). Se conocen desde los 90 por haber trabajado juntos en el sector. 


Temas: