POLITICA

Un extraño llamado

La Cornisa recibió una comunicación sobre los casinos de Cristóbal López.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Acaba de llamar a La Cornisa producciones alguien que no se identificó y dijo ser empleado de Lotería Nacional. Denunció que tanto en Lotería como en el Hipódromo de Palermo y los Casinos de Puerto Madero están tratando de arreglar las cosas para que la justicia y eventualmente el periodismo supongan que el control que se hace sobre las tragamonedas de Cristóbal López es efectivo y no precario. 

La fuente, muy temerosa, dice que lo que sí están controlando, en Lotería, es que ningún empleado entre o salga mientras realizan la simulación o el reacondicionamiento.

Para demostrar que se trata de información confiable, le dijo a un periodista de La Cornisa que mañana irán a Lotería y probablemente a las salas de Juego de Casino Club periodistas de la Nación.

Esto sucede en el marco de una denuncia penal en la que se imputó a todo el directorio de Lotería por administración fraudulenta, violación de los deberes de funcionario público y evasión agravada. El fiscal Guillermo Marijuán pidió 13 medidas de pruebas, todas muy sólidas y fundamentadas.

El juez Rodolfo Canicoba Corral a todas les dijo que sí, menos a una. La que habilitaba a expertos para chequear in situ si el sistema de control era online, en tiempo real y efectivo.

Llamé al juez para preguntarle por qué hizo eso. Me explicó que para ganar tiempo, organizarse y hacer el chequeo con peritos competentes. También me invitó a prestar declaración testimonial el viernes al mediodía en su despacho de Comodoro Py. Allí estaré. Espero que no sea tarde. 

(*) Especial para Perfil.com



Luis Majul