POLITICA

Las fotos de la amenaza con explosivos a Radio Nacional

El agresor, que se encuentra detenido, había tenido un episodio similar en un diario Rosarino. El tenso cruce con Eduardo Anguita. 

PERFIL COMPLETO

Momentos de tensión se vivieron esta mañana en Radio Nacional, cuando un hombre ingresó armado de presuntos explosivos y amenazó de muerte al personal de la emisora.

Desde el Ministerio de Seguridad informaron que el agresor, ya detenido, fue identificado como Carlos Alberto Serbali, y tenía antecedentes de al menos un episodio similar, ocurrido en el diario rosarino La Capital en 2011. 

Serbali "tenía en su poder un arma blanca y artefactos pirotécnicos a modo de cinturón de explosivos" y, según el comunicado de Seguridad, "amenazó con detonar la bomba y generó intimidación contra periodistas de Radio Nacional", pero fue reducido. 

“Se presentó en el mostrador de entrada diciendo que iba a retirar uno de los premios que entregan los programas, y cuando el personal está revisando esto el hombre muestra que debajo del chaleco tenía cartuchos de dinamita y un detonador”, relató a Perfil.com el vicedirector de la Radio, Pablo Ciarlero.

“Cuando la policía intentó interceptarlo sacó un cuchillo y se metió para el lado de los estudios”, continuó Ciarlero. Ante el ingreso del atacante, se evacuó el edificio. “Tenemos un inconveniente” llegó a decir al aire Romina Manguel, quien conducía junto a Eduardo Anguita la edición diaria de Poné Primera, antes de cortar la transmisión, mientras se escuchaban gritos de fondo.

Según relató por Twitter el periodista Francisco Jueguen, Anguita se quedó solo con el atacante adentro del estudio: “Vos fuiste del ERP. Quiero hablar con vos”, le dijo el agresor al periodista mientras los demás trabajadores se arrojaban al piso

Anguita se quedó incluso tras la evacuación del personal, a la espera de la policía. "Decía que tenía en una carpeta documentos sobre mi actuación durante la dictadura de Lanusse", contó el periodista a Radio el Mundo. 

"Tras charlar un rato lo reduje", explicó Anguita.Tras la llegada de personal de bomberos se pudo constatar que los explosivos eran falsos. “Casi nos morimos todos de un infarto”, reconoció Ciarlero.

 

* Especial para Perfil.com | Twitter: @amorsergioariel

Sergio Amor *