POLITICA REPARACIóN HISTóRICA

Tras los dichos de Macri, un jubilado pidió cobrar $9.200 de jubilación

Julio Héctor Cabral realizó una presentación ante la ANSES. Se difundieron sus datos sin su autorización.

Mirtha volvió a la TV desde la Quinta de Olivos.
Mirtha volvió a la TV desde la Quinta de Olivos. Foto:Twitter
El jubilado Julio Héctor Cabral realizó una presentación ante una de las oficinas de ANSES en Bahía Blanca en la que solicitó una "urgente recomposición y aumento" de sus haberes a un mínimo de 9.200 pesos y hasta un máximo de $ 9.900. Fue tras la transmisión de la entrevista que la conductora Mirtha Legrand le hizo al presidente Mauricio Macri en la residencia de Olivos, de la que también participó la primera dama, Juliana Awada.

La conductora le consultó a Macri sobre cuál era la situación de los jubilados. "La reparación histórica fue algo maravilloso. Después de tanto que pasaron y hablaron nosotros llegamos y les dimos lo que correspondía, ya estamos por 900 y pico de los jubilados que le arreglamos su jubilación y espero avanzar con la ayuda de la Justicia a los más de 2 millones que deben recomponer su haber jubilatorio".

Tras lo cual, la "Chiqui", quien fue luego fuertemente cuestionada por la entrevista, le preguntó cuál era el haber mínimo para los pasivos, a lo que el jefe de Estado afirmó: "9000 mil y pico la mínima". Mientras que desde el programa indicaron que era de "6000 y pico", el Presidente lo negó, bebió de su copa y ratificó que la cifra eran 9.000 y pico. 


El 21 de marzo Cabral, junto a su esposa Ana María, se presentó en las oficinas de la Unidad De Atención Integral (UDAI) bahiense de la ANSES y entregó directamente al secretario de la jefa de la oficina la misiva. "Me permito interpretar la expresión del Sr. Presidente: 'Nueve mil y pico...' (pesos) a la suma de $ 9.900 (nueve mil novecientos pesos) etimológicamente posible", consignó el hombre en el escrito. Asimismo, indicó que "por ser una decisión presidencial, los valores requeridos no merecen ser discutidos y se aplica el 'Cúmplase'". Hasta el momento, cobra $6203 pesos de jubilación. 

Sin embargo la pareja en ningún momento tenía la intención que se difundiera esa carta, así como sus datos y su identidad. "Por tres días nos contactaron desde todos los medios del país todos muy respetuosos y se portaron muy bien. Lo que estamos muy preocupados porque después de escuchar esta entrevista se nos ocurrió de redactar una carta y presentarla en ANSES de Bahía Blanca directamente al secretario de la jefa. Él se levantó, fue a una oficina donde estaría la jefa, la autorizó le puso sello, nos la entregó y no dijo palabra ninguna. Se ve que ANSES inmediatamente violó nuestra privacidad", relató Ana María en diálogo con PERFIL

La mujer aseguró a este medio que la única forma por la que la carta trascendió públicamente es que se filtrara desde la UDAI de Bahía Blanca: "Yo los metí dentro de portafolio, no tengo empelados, estamos los dos solos, no lo comentamos los dos nadie. Hicimos la presentación porque se nos ocurrió. Cuando al día siguiente me llaman de un medio pregunté de dónde lo sacaron". "Si no salió de nosotros dos, salió de alguna de las personas de la jefatura de Bahía Blanca, porque de los empelados nadie vio la carta, fuimos directamente a ellos. Hay intereses, no tenían porque violar nuestra intimidad", puntualizó. 

Tras la difusión de ese escrito, se publicaron algunas informaciones en los medios que no fueron de su agrado. En especial del sitio La Nueva, en la que calificaron la acción de Cabral como una "avivada". "No autorizamos ni a la ANSES ni a La Nueva, la cual no nos llamó para confirmar si la información era verdadera o falsa y utilizó términos desagradables. Que nos ataquen gratuitamente y nos ofendan en esta altura de esta vida nos golpea", aseveró Ana María.

Por su parte, Cabral explicó a PERFIL: "No queríamos que llegara esto, no pretendíamos una exposición así tan pública sino con al buena intención de tener una buena respuesta por parte de la ANSES. Es una correspondencia privada, no es un medio de publicidad (la UDAI), es una oficina para atender especialmente a las personas de mayor edad que estamos dependiendo de lo que nos pagan ellos". Y lamentó: "Es una vergüenza internacional violando correspondencia, no se en que país ellos piensan que viven". 

Consultado por cuáles podrían ser los motivos que habrían llevado a los funcionarios públicos a hacer pública la carta, contestó: "No soy así de imaginar cosas, sí tengo mis propias conclusiones pero como no tengo pruebas no digo nada. Evidentemente hubo mala intención, si alguien la sacó y la llevó a medios, el lucro deberían explicarlo ellos, es como si ellos tomaron un bien precioso de otra persona y lo negociaron".

En referencia a qué lo llevó a realizar esa presentación, argumentó: "Básicamente porque se habla cada tanto de la reparación histórica de los jubilados. En función de eso si se está haciendo lo que corresponde y aparece la expresión del Presidente de la Nación en la residencia presidencial de Olivos en un programa de televisión conducido por una persona reconocida por la mayoría de las personas del país, si él lo dice es porque está siguiendo la linea del reconocimiento de los jubilados. Debe haber algo o alguna verdad porque lo ratificó inclusive enfáticamente con la copa, entonces hay una expresión que yo la tomé a serio que es la palabra del Presidente y que no merece que no me crea. Así que voy a ANSES y que me midan cuándo me van a colocar en esta recomposición".