POLITICA POLÉMICA

Un juez puso en duda el ataque a Cartasegna: "¿Cómo llamó por teléfono con las manos atadas?"

El magistrado Luis Arias expuso una serie de irregularidades en los ataques que el fiscal denunció y lo criticó por "perseguir prostitutas".

Las imágenes de la oficina de Fernando Cartasegna
Las imágenes de la oficina de Fernando Cartasegna Foto:Cedoc
El juez de La Plata Luis Arias cuestionó duramente al fiscal Fernando Cartasegna, al poner en duda la veracidad de sus denuncias por amenazas. "No entiendo como alguien puede llamar por teléfono si tiene las manos atadas", declaró haciendo referencia al episodio ocurrido el pasado miércoles en el que el cuestionado fiscal fue encontrado golpeado y maniatado.

"Me resulta muy extraño, hay cosas que no me cierran. No entiendo como alguien puede llamar por teléfono si tiene las manos atadas. Hasta ahora el sistema de manos libres no ha llegado a ese extremo. No entiendo cómo alguien puede entrar por la ventana a una fiscalía. En las entradas hay guardias. Hay cuestiones que deben ser investigadas por los fiscales", disparó Arias.

En declaraciones con radio La Tecla, el magistrado puso en duda que las presuntas amenazas a Cartasegna estuvieran vinculadas a un caso que involucra a la Policía Bonaerense: "Cartasegna todavía no tenía la causa. ¿No le pasó nada al fiscal Martini que es quien tenía la causa y sí a Cartasegna que no tiene que ver aún ya que la causa ni siquiera le llegó? Es muy raro. Hay que ver".

No obstante, Arias aseguró que "sería un caso terrible si se comprueba que lo que se dice que sucedió, sucedió; más allá de quien sea", al tiempo que reiteró sus dudas al sostener que "hay cuestiones que no cierran. Que se investigue y se aclare todo. En principio es muy raro".

Por otro lado, el magistrado también fue muy crítico del desempeño de Cartasegna como fiscal. Más precisamente hizo referencia a una causa de desalojo que sucedió en la localidad plantense de Gorina, en la que un grupo de vecinos que se habían asentado en un predio cedido por la empresa Ferrobaires, fue denunciado por personas que habitaban un barrio privado lindero al lugar.

"La actuación de Cartasegna deja mucho que desear en muchos aspectos. Él fue quien armó la causa, con esto quiero decir que no hay delito, que la inventó, de las personas que fueron desalojadas injustamente en Gorina (La Plata), un asentamiento que quedaba pegado al country Grand Bell. Estas personas estaban allí con el consentimiento del dueño de la tierra, que era Ferrobaires. Sin embargo, Cartasegna, con la complicidad del Juez (Guillermo) Atencio y el Juez César Melazo, armaron una causa penal por usurpación para sacar a los pobres de al lado de los ricos. Estas son las cosas que hace Cartasegna", sentenció. 

Y concluyó: "Cartasegna investiga delitos de competencia federal, como es la trata de personas. Un fiscal que se dedica injustamente a echar pobres del lugar que tienen para vivir y a perseguir prostitutas, a mi no me merece respeto".