POLITICA ENTRE 15 Y 20 MIL EFECTIVOS PASARAN A LA CIUDAD

Un sector de la Policía Federal intenta resistir el traspaso a la Metropolitana

Hubo jefes policiales que llegaron a plantearlo públicamente a través de las redes sociales. Debate por el futuro modelo de la fuerza y los circuitos de recaudación.

Foto:Ministerio de Economía

Incertidumbre. Ese es el sentimiento que predomina entre los jefes de la Policía Federal desde la noche del 25 de octubre. Un sector se muestra preocupado por el anunciado traspaso a la Policía Metropolitana y el desmembramiento de la Federal. Dos superintendentes de la fuerza, Sebastián Seggio y Arturo Martínez, llegaron a expresarlo públicamente en las redes sociales.
La fuerza comandada por Ramón Di Santo había presentado un proyecto de transferencia que incluía sólo las comisarías pero no el presupuesto ni el personal, como pretende el macrismo.
En la superficie, el debate gira en torno al modelo policial que pondrá en marcha el nuevo gobierno.
Por lo bajo, la discusión atraviesa asuntos más prosaicos, como los circuitos negros de recaudación o el futuro de la caja de seguridad social de la Federal, que tiene un superávit de 500 millones de pesos. La Metropolitana no tiene caja de retiro.
Se calcula que entre 15 y 20 mil efectivos de la PFA se incorporarán a la Metropolitana y, en ese marco, la superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Federal, a cargo de Guillermo Calviño, sería absorbida en su totalidad, indicaron distintas fuentes a PERFIL. El traspaso incluiría comisarías, bomberos, servicio de calle y el cuerpo de peritos. Permanecería en la Federal el resto de los uniformados, abocados a delitos federales como el narcotráfico y la trata de personas.

Uno de los ejes de la discusión es el retiro de Prefectura y Gendarmería de lugares calientes del Conurbano y de Rosario. El llamado Operativo Cinturón Sur, implementado por el actual secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, retiró a los federales de los barrios penetrados por el narcotráfico. Ahora, los gendarmes volverían a custodiar la frontera, y la jefatura de Calviño, cercano al entorno de Diego Santilli, regresaría a los barrios porteños considerados peligrosos.
Creen que el traspaso podría tardar entre un año y medio y dos en completarse. Todavía no está claro quién será el jefe máximo de la PFA, sobre todo luego del alejamiento de Guillermo Montenegro, un movimiento que volvió a descolocar a sectores de la fuerza. Hasta ese momento sonaba como reemplazante del actual jefe, Román Di Santo, el comisario general retirado de la PFA Horacio Giménez, muy cercano a Montenegro. Su segundo, Ricardo Pedace –también retirado–, podría quedar al frente de la nueva Metropolitana.

El macrismo mantendrá algunos nombres debido a su capacidad técnica, en algunos casos, y a su vinculación con los dirigentes del PRO, en otros. Es el caso de Mabel Blanco de Asuntos Internos, Daniel Calabrese de Sanidad, Rodolfo Oscar Bierwerth de Investigaciones. Sin estar involucrado en las internas, diferentes sectores se inclinan por la continuidad de Néstor Roncaglia. El jefe de Drogas Peligrosas es muy valorado por jueces y fiscales federales que combaten el narcotráfico. Desde agosto, también está al frente de la Superintendencia de Interior y Delitos Federales Complejos.
El secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas, Darío Ruiz, y Gonzalo Ruavona, titular del Consejo de Seguridad Interior, son dos cuadros del equipo de Berni en el Ministerio de Seguridad que seguirían con la actual gestión.

 

Hablaron Bullrich y Rodríguez

La ministra de Seguridad de la Nación elegida por Mauricio Macri, Patricia Bullrich, habló por teléfono con Cecilia Rodríguez, la titular saliente de la cartera.
Según pudo saber PERFIL, ambas acordaron encontrarse esta semana para ajustar detalles del traspaso gubernamental y la transición, pero aún no definieron si la reunión será pública o privada.
Durante su gestión, Rodríguez desempeñó una función “contenedora” con los uniformados y estuvo abocada a reforzar sus derechos; mientras el actual secretario de Seguridad, Sergio Berni, se ocupaba de la parte operativa de las fuerzas policiales.



Cecilia Di Lodovico