POLITICA DEL EQUIPO DE RITONDO


Una abogada de 35 años controla a la Bonaerense

Se llama Daniela Pezzutti, y el ministro de Seguridad de Vidal la designó para auditar los casos sensibles que involucran a la Policía. Es quien investiga la irrupción de dos efectivos en el despacho de la gobernadora.


Foto:AFP.

Nació en el barrio de Mataderos, hincha de Nueva Chicago y PRO-peronista. Podría ser el perfil del ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, pero se trata de Daniela Pezzutti. Esta abogada de 35 años fue nombrada por el funcionario de María Eugenia Vidal como auditora del ministerio y hoy está a cargo de distintas causas contra agentes de la Policía Bonaerense.

La irrupción de dos uniformados en el despacho de la gobernadora, donde revisaron papeles y abrieron cajones, es la investigación más sensible en la que trabaja Pezzutti desde hace tres semanas. La pesquisa interna avanza por un camino paralelo al judicial y puede derivar en un simple sumario administrativo, pasando por la suspensión, el pase a retiro o hasta la exoneración (ésta es la mayor sanción que se le puede aplicar a un policía, por la cual nunca más podrá reingresar a la institución).

Pezzutti también investiga otros casos de la Bonaerense que desde la Gobernación prefieren mantener en reserva, como la supuesta corrupción en una planta verificadora y hasta un caso que salpica al superintendente de Investigaciones.

Esta abogada forma parte de la nueva conducción que depende del auditor general de Asuntos Internos, Guillermo Berra, nombrado por Vidal. Durante la gestión de Daniel Scioli, en el ministerio funcionaban tres auditorías para investigar a la Bonaerense. Dos de ellas siguen siendo conducidas por Máximo Zitti y Mariano Santana, funcionarios de la gestión anterior, y la tercera recién esta semana dejó de ser comandada por Gastón Rueda (quien también trabajaba en el gobierno de Scioli) para pasar a ser ocupada por otro hombre de Ritondo.

Con estos funcionarios a cargo de las pesquisas por zonas, el ministro decidió crear una cuarta auditoría con jurisdicción en toda la provincia para manejar los casos más sensibles, donde nombró a Pezzutti como persona de su máxima confianza.

Por las causas sensibles que maneja, prefiere mantener el bajo perfil, ya que en las auditorías también están revisando los legajos de miles de agentes que en la actualidad mantienen licencia o carpetas médicas, y que en los próximos meses podrían ser llamados a trabajar, ya que la ausencia sólo se debería a que se desempeñan como custodia privada para conseguir mayores ganancias.

Antes de ingresar al ministerio, Pezzutti tuvo un breve paso por el Renaper. En 2011, apoyaba a Cristina Fernández de Kirchner y escribía en su cuenta de Facebook: “Que vivan los peronistas de Mataderos”. Y aseguraba que a pesar del conflicto en el Parque Indoamericano seguía “apoyando a Cristina”.

Tiempo después, subió una imagen de campaña del PRO. En su despacho no oculta su fanatismo por Nueva Chicago, ya que embelleció su oficina con cuadros y hasta el mate con el escudo de este club, pasión que comparte con Ritondo.



Rosario Ayerdi