POLITICA IRREGULARIDADES EN LOS PAGOS


Una auditoría revela privilegios de López a Lázaro

Los funcionarios macristas ya presentaron una denuncia penal y ahora preparan un nuevo informe. Revela que el ex secretario de Obras Públicas, llamado “la Superioridad”, intercedía para favorecer al empresario kirchnerista.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

“La ruta del dinero L”. La letra podría corresponder a Lázaro Báez y a José López a la vez. Es que, según informes oficiales, la relación entre ambos era estrecha, en especial a través de Vialidad Nacional y un engranaje político administrativo. Una causa lleva a la otra.
Una nueva auditoría que manejan en estricta reserva en la Casa Rosada da cuenta de un tratamiento preferencial en lo que refiere a los adelantos de pagos de manera irregular al Grupo Austral (Austral Construcciones, Kank y Costilla SA y Sucesión de Adelmo Biancalani). Por este tema, el titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, a pedido del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ya presentó una denuncia penal hace mes y medio.
Según el documento, en 2015 se le hicieron pagos por $ 1.178.050.353,044 para obras realizadas, en su inmensa mayoría, en Santa Cruz.
Los adelantos de obra eran el mecanismo predilecto de Báez y López para poder justificar millonarios desembolsos a empresas cercanas al kirchnerismo.
En la auditoría, el Gobierno detectó que “con respecto a los pagos surge que el Grupo cobraba a los 25 días de emitido el certificado (de avance de obra), mientras que para el promedio de las empresas viales el atraso era de 163 días desde que se emitían los certificados”.
El engranaje de “pago rápido” era un sistema administrativo con órdenes precisas de López, según se desprende del documento, a quien en la delegación santacruceña de Vialidad Nacional llamaban “la Superioridad”.
En el informe se especifica que las notas eran entregadas desde la sección Liquidaciones, que depende de la Gerencia de Administración; les llegaban cotidianamente en mano notas firmadas por la Administración General informando que “por disposición de la Superioridad” determinados expedientes debían “ser pagados al día”, siempre menor al vencimiento del contrato.
Para peor, se informaba que debían realizarse “descuentos por pago anticipado”; sin embargo, no se realizaba correctamente el cálculo, con lo cual se beneficiaba a Báez. En definitiva, falsos cálculos. Esa “Superioridad” era nada menos que la Secretaría de Obras Públicas, a través de la Dirección Nacional de Vialidad, que manejaba López. A los escritos se sumaban los llamados directos por parte del ex funcionario.
Pero eso no es todo: los funcionarios que respondían a López habrían falseado un documento público para dejar constancia de una deuda con Austral que nunca existió. Según una nota del 2 de diciembre de 2015 firmada por el subadministrador de la Dirección de Vialidad, Carlos Alonso, se le reconoce a José Carlos Pistán, ingeniero y representante técnico de Austral Construcciones, “que se encuentran imposibilitados de ser abonados los certificados pendientes debido al agotamiento de las partidas presupuestarias”.
Sin embargo, a esa fecha, según el Gobierno, no existía tal deuda.

La primera denuncia
En marzo de este año, el titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, presentó una denuncia penal contra el Grupo Austral y los funcionarios del kirchnerismo por “administración fraudulenta”, ya que habían confeccionado un “sistema de pagos anticipados de certificaciones de obra” como parte de un mecanismo de “defraudación al Estado”. Para ello, el Gobierno decidió aportar a la Justicia Federal documentos, planillas de Excel, correos electrónicos y hasta funcionarios de carrera para que presenten declaraciones testimoniales con identidad reservada.
Según la denuncia, se solicita investigar a la delegación de Santa Cruz de Vialidad Nacional, pero también a la Secretaría de Obras Públicas y al Ministerio de Planificación como usina de presuntos hechos delictivos. En ese marco, Vialidad Nacional era directamente controlada por López, y en la documentación presentada el ex funcionario se presentaba como “la Superioridad”.



Ezequiel Spillman