POLITICA DE SENADOR K A OPERADOR POLITICO DE LORENZETTI


Una consulta médica por un dolor testicular, la excusa de Fernández

Luego de quedar demorado, al final hizo su viaje a Miami junto a su esposa, Sandra Miguel.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

El ex senador Nicolás Fernández explicó su intento de pasar con 28 mil dólares en efectivo por el Aeropuerto de Ezeiza con un argumento particular: “Tengo un dolor en el testículo izquierdo y me tengo que hacer una consulta médica que vale 12 mil dólares”, le dijo a Radio Vorterix, ayer.

Después de quedar demorado, al final hizo su viaje a Miami junto a su esposa, Sandra Miguel.

¿Pero quién es este ex senador? Estudió Derecho en la Universidad Católica de Santa Fe, donde conoció a Ricardo Lorenzetti, el actual presidente de la Corte Suprema. Nacido en Caleta Olivia, Santa Cruz, el joven Fernández se volvió a su provincia, donde conoció a los Kirchner.

Se convirtió en un hombre de confianza del matrimonio, pero sobre todo de Cristina Kirchner. Primero fue diputado provincial, luego nacional, y más tarde senador. Allí compartió banca con CFK.

Cuando Néstor decidió renovar la Corte Suprema, fue Fernández el que le acercó a Cristina el nombre de Lorenzetti. Pero los días dorados con el kirchnerismo se terminaron en 2013, después del armado de listas legislativas. La entonces presidenta le atribuyó una maniobra para dejar afuera al peronismo, lo que motivó la ruptura con Carlos Verna. Pero a sus íntimos, Fernández les jura que el autor de la jugada fue Carlos Zannini, que tenía celos de la cercanía del senador con la presidenta.

Expulsado del Frente para la Victoria, Fernández no consiguió renovar su banca y se dedicó a su profesión. Montó su estudio de abogados frente al Palacio de Tribunales. Allí, su esposa atiende el teléfono. El se presenta, según relataron varios testigos a PERFIL, como el “operador político” de Lorenzetti, con quien lo une una larga amistad. También tiene una buena relación con jueces de distintos fueros. “Esa fue siempre su debilidad”, confió un legislador que compartió el Congreso con él. Y agregó que Fernández logró su amistad con distintas personas influyentes gracias a que es muy “entrador”. Según relató, suele citar poemas gauchescos cuando tiene una conversación. Ya no pasa sus días en el sur, vive en Buenos Aires. Y mantiene vínculos con empresas petroleras en Comodoro Rivadavia, adonde suele viajar. Es una especie de lobbista empresarial y judicial. “Es una persona muy preparada”, recordó otro abogado, que lo conoce de cerca. Volvió a saltar a la fama el miércoles, cuando intentó pasar con los dólares ocultos en su bolso, alegando desconocimiento de la ley, que pone un tope de 10 mil dólares para llevarse en un viaje sin declarar. La denuncia recayó en el juzgado de Rafael Caputo, quien ahora deberá decidir si es un simple delito administrativo o hay algo más.



Mariano Confalonieri