POLITICA CASO CICCONE

Una jugada para sacar al juez Lijo de la causa que complica a Boudou

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

La nueva estocada judicial que lanzó el viernes la defensa del empresario José María Núñez Carmona, amigo y socio de Amado Boudou, busca dejar sin efecto la decisión del juez federal Ariel Lijo de aceptar a Nicolás Ciccone como querellante en la polémica causa en la que se investiga al vicepresidente. Pero el fin último es dejar al magistrado fuera del expediente.
Núñez Carmona, a través de su abogado Diego Pirota, presentó una “excepción de falta de acción”, que aparece como una recopilación de presuntos errores procesales que habría cometido el juez sobre la marcha del expediente.
Ahora el escrito deberá pasar por la fiscalía de Jorge Di Lello y posteriormente el juez rechazará el planteo. Después de esos dos pasos, la apelación es cantada.
El interés de Nuñez Carmona es que la Cámara pida el apartamiento del juez.
Boudou está acusado de haberse interesado de manera indebida en el levantamiento de la quiebra de la empresa Ciccone, que terminó a cargo de “The Old Fund”, una compañía de Alejandro Vandenbroele, el presunto testaferro de Boudou. Lijo viene avanzando con la investigación. Por eso, los abogados del vicepresidente y su socio buscan sacar al magistrado del medio.
“El juez dispuso citar a prestar declaración testimonial a 26 sujetos, muchos de los cuales, hasta entonces, resultaban imputados en autos; ya sea directa o indirectamente”, se lee en el escrito que presentaron los abogados Diego Pirota y Deborah Lichtmann, entre otros cuestionamientos.
Pirota es socio del estudio de Dario Richarte, ex número dos de la SIDE durante el gobierno de la Alianza, y abogado del exjefe del organismo de inteligencia, Fernando de Santibañes, en la causa por los presuntos sobornos en el Senado. Por ese mismo estudio pasan las mayorías de las causas que afectan al kirchnerismo, incluso algunas en las que los integrantes de ese bufete no figuran en los escritos judiciales.
Lo cierto es que tanto Nicolás Ciccone, su hija Olga Ciccone y su yerno Guillermo Reinwick, declararon como testigos en la causa. Los tres complicaron a Boudou al señalar que fue él quien se interesó en levantar la quiebra y les dijo que hablarán con Núñez Carmona



Fernando Oz