POLITICA LEY DE MEDIOS

Una tensa calma entre Clarín y el Gobierno

La tensa calma entre el Gobierno y el Grupo Clarín promete estirarse por lo menos hasta que el multimedios presente a los eventuales nuevos dueños de las seis unidades económicas en las que se dividirá la empresa.
Como adelantó PERFIL en su edición de ayer, la Afsca se encamina a aprobar el plan de adecuación que presentó Clarín ya que no le encontraron “mayores observaciones”. Lo único que reclama, previamente, es que Cablevisión modifique la grilla de canales y saque a TN de entre Telefe y Canal 13.

Una vez aprobado el plan, el Grupo Clarín tiene treinta días (prorrogables) para presentar a los potenciales compradores, y en el equipo de Martín Sabbatella aseguran que se analizará con lujo de detalles si la división termina siendo real. Luego, hay un plazo de 180 días para realizar la transferencia definitiva de las compañías.
Sabbatella se esperanza con tener definido un nuevo mapa de medios a mediados de 2014.

Mientras tanto, en la Afsca encuentran más inconvenientes para aprobar los planes de adecuación de las empresas que hasta ahora era consideradas “amigas” del Gobierno. A Telecentro le achacan el esquema de extensión de licencias y a Telefe le cuestionan la incompatibilidad con manejar también una empresa de servicios públicos como Telefónica. En el Grupo Uno, de Daniel Vila y José Luis Manzano, parte del plan de adecuación presentado podría ser rechazado. Al parecer, la propuesta de dejarle un medio a Barbarita Vila, hija de uno de los dueños, sería descartada.



Gabriel Ziblat