POLITICA

Uruguay cree que su vecino le pone trabas comerciales por Botnia

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc perfil

El canciller uruguayo, Luis Almagro, dijo que la decisión de Argentina de no permitir que desembarque mercadería en los puertos de Montevideo y Nueva Palmira es consecuencia de la autorización dada por Uruguay a la ex Botnia para que aumente su producción, según informó el diario oriental El País.
Días atrás, Almagro había dicho que se “pudrió todo con la Argentina”. Pero la tensión pareció aflojar luego de una reunión bilateral entre Cristina Kirchner y José Mujica, durante la cumbre de la Celac. Sin embargo, ayer volvió a la carga. “La decisión (de que la ex Botnia aumente su producción), que apoyamos todos, se tomó porque el país se respeta a sí mismo. Es una decisión soberana”, dijo.
Según informó El País, por la medida argentina de impedir el desembarco de mercadería en Montevideo, el puerto perdió en un 40% su operatoria logística en el último trimestre.
El canciller Almagro opinó que esa medida es una agresión directa a Montevideo. Sin embargo, se defendió: “No hemos retrocedido ni un tranco de pollo”, ilustró. Y criticó a la oposición de su país: “A la oposición hoy (ayer) no se le ha caído ni una idea”. Durante una reunión informativa ante la Comisión Permanente que sigue la relación bilateral, Almagro reconoció: “Si no hubiera habido un aumento de producción de UPM (ex Botnia) no estaríamos hablando hoy acá”.
El funcionario explicó que tras las trabas argentinas, Uruguay tomó varias medidas. La primera, el envío de una nota de protesta hablando de agresión al puerto. La segunda, un estudio jurídico a presentar ante el sistema de solución de controversias del Mercosur. La tercera, una propuesta de una mesa de diálogo. La cuarta, una propuesta de suscribir un acuerdo de transporte marítimo con la Argentina. Ante las quejas de la oposición, advirtió: “Se pide rectificar el rumbo y más firmeza, por favor, por favor. No se puede hablar con liviandad. Cuando se critica la política exterior se están haciendo discursos para la barra en la política interna”. En el medio de esta tensión, una comitiva de legisladores uruguayos viajará a las Malvinas para estrechar lazos con los kelpers. El diputado oficialista invitado al final se bajó del viaje para no generar cortocircuitos en la relación bilateral con Argentina.



M.C.