POLITICA

Usan una camioneta de una contratista en la campaña PRO

Por Ezequiel Spillman | Un vehículo de la empresa SES, del empresario Nicolás Caputo, transporta mesas y sombrillas para promoción.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

La campaña del PRO tiene muchos voluntarios. Sólo en la Comuna 2 (Recoleta) hay más de 200. Particulares, vecinos, funcionarios, legisladores y diputados aportan para la logística de la campaña.
Entre tantos, PERFIL encontró una empresa contratista, SES SA, que aportó una Renault Kangoo modelo 2012, cuyo dominio es LDP 509. SES tiene fuertes lazos con Nicolás Caputo, el más influyente amigo de Mauricio Macri.

En la foto que ilustra la nota se la puede ver en una esquina de Recoleta “colaborando” con el armado de mesas de la campaña de Horacio Rodríguez Larreta.

Uno de los referentes territoriales del PRO en la zona confirmó que es una de las camionetas que salen diariamente a instalar las mesas y sillas con globos para la campaña. Sin embargo, alegó desconocer a la empresa, y agregó que suelen cuidarse, incluso, de no usar las camionetas Amarok y Ranger que tiene Recoleta para los trabajos de mantenimiento que se realizan a diario.

Según la web de la empresa, SES “presta servicios de mantenimiento integral en hospitales, escuelas y espacios verdes”. En un informe presentado ante la Comisión Nacional de Valores, SES SA informó que trabaja asociada en UTE (Unión Transitoria de Empresas) con Caputo SA, la constructora. Es más: según publicó el diario La Nación, el 50% de SES lo controla el propio Caputo. También SES trabajó con Iecsa, de Angelo Calcaterra (primo del jefe de Gobierno).

SES y Caputo hicieron distintas obras, entre ellas el Museo de Malvinas ubicado en la ex ESMA. Entre otros trabajos, SES tiene a su cargo el mantenimiento integral de 14 escuelas porteñas. Según la página oficial de SES SA trabajó en 48 colegios, en los hospitales Ramos Mejía, Tornú y en el Centro de Salud Mental Ameghino.

El precandidato a jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra dijo a este diario: “Una empresa contratista del Gobierno de la Ciudad no puede hacer donaciones. Sólo se permiten aportes individuales. Salvo que la hayan contratado, con lo cual deberían tener una factura”. Y agregó: “No sólo hacen trabajar a los empleados, ahora también a los proveedores”.

El candidato a legislador porteño del Frente de Izquierda, Marcelo Ramal, explicó a PERFIL que “cada partido tiene que presentar las cuentas y el balance de todo lo ingresado. Si hubieran hecho una contratación, se pondría de manifiesto y la sindicatura de la Ciudad lo tendría que observar. Por eso, si esto ocurrió, evidentemente lo tendrán que hacer de un modo subrepticio”.



Ezequiel Spillman