POLITICA FUGA DE LOS LANATTA

Schillaci y Lanatta "agradecieron" a las fuerzas de seguridad estar con vida

Los dos hombres que permanecieron prófugos más de dos semanas, prestaron declaración hoy ante el juez Sergio Torres.

Foto:Twitter

Luego de ser capturados en la localidad santafecina de Helvecia y trasladados en avión desde Sauce Viejo a Buenos Aires, Christian Lanatta y Víctor Schillaci declararon hoy ante el juez Sergio Torres en audiencias separadas.

En ambos encuentros, que duraron alrededor de 15 minutos, Torres les comunicó a cada uno las causas que se tramitarán en su contra, y los detenidos le manifestaron sus temores previo a regresar a la cárcel, esta vez al penal federal de Ezeiza.

“Quiero seguridad porque tengo miedo”. Eso fue lo que, según revelaron fuentes judiciales, le dijo Schillaci al magistrado en su testimonio, dado que teme que le pase algo en la cárcel. También adujo dolores en el brazo izquierdo y la fisura de una de sus costillas.

Lanatta, en tanto, le expresó al juez que acusa problemas en un riñón ya que, algún tiempo atrás, le habían extraído el bazo. Ambos presentaban cortes en sus brazos producto de la intensa recorrida en terrenos variados en medio de su fuga.

Antes de sus respectivas citas con Torres los condenados por el Triple Crimen fueron revisados por médicos judiciales. Participaron  además de las audiencias: secretarios, fiscales y agentes del servicio penitenciario. En el exterior de la alcaldía, dos agentes de grupos especiales permanecieron como custodia.

Tras sus declaraciones, fueron trasladados al penal federal de Ezeiza -en el que ya está preso Martín Lanatta- donde estarán los tres en pabellones separados y aislados del resto de la población carcelaria, con vigilancia policial y de cámaras de seguridad especialmente apostadas.



Redacción de Perfil.com