POLITICA TUCUMAN

Victoria con gusto a poco de Manzur

PERFIL COMPLETO

Desde Tucumán
El triunfo conseguido por el Frente para la Victoria en Tucumán, que pretendía ser un espaldarazo para que el ministro de salud y primer candidato a diputado nacional, Juan Manzur, se convierta en el 2015 en el sucesor del gobernador José Alperovich, terminó con cierto gusto amargo, porque después de una década de gobierno, perdían o empataban en circuitos que históricamente habían estado en manos del oficialismo, como la capital, Yerba Buena y Concepción.

Mientras que en el Frente del Acuerdo Cívico, encabezado por el senador radical, José Cano festejaban la buena performance obtenida y se aferran a la ilusión de que en octubre puedan arrebatarle una banca al oficialismo y quedarse así con dos de los cuatro cargos de diputados que están en juego.

El triunfo en la capital tucumana de Cano terminó siendo un fuerte golpe para el alperovichismo, que después de liderar en soledad las elecciones en Tucumán, comienza a sentir el peso de la oposición. Aunque para que verdaderamente se convierta en una amenaza, el Acuerdo Cívico y Social tiene por delante un enorme desafío que es mejorar su caudal elector en el interior, donde sigue liderando el mandatario tucumano.

En tercer lugar quedó la lista de Ricardo Bussi, hijo del militar represor y ex gobernador de Tucumán, Antonio Bussi.



Edgardo Guantay