POLITICA EL ROL DE LOS ‘FACILITADORES’

Vidal busca dar apoyo a sus candidatos en distritos ajenos

Son los dirigentes que no gobiernan en sus territorios. Designó a funcionarios de peso para apuntalarlos. La mira puesta en 2019.

Maria Eugenia Vidal
Maria Eugenia Vidal Foto:Prensa GCBA

La campaña electoral en la provincia de Buenos Aires, el distrito clave para Cambiemos, tendrá este año una novedad: la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso que ministros y funcionarios trabajen de “facilitadores” de los futuros candidatos. En especial, con “los sin tierra”, aquellos que no manejan un municipio y desean alcanzar una intendencia en 2019.

Esta semana, en su nuevo rol político como armadora, la ministra Carolina Stanley recibió en su despacho a cuadras del Obelisco a los “sin tierra” de la primera y la tercera sección electoral. La idea: organizar el trabajo territorial con la ayuda de los “facilitadores”.

Entre ellos, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, trabaja en Lomas de Zamora. Allí hay dos hombres del espacio: Gabriel Mercuri (funcionario, con resistencia interna, de Desarrollo Social) e Ignacio Grecco, quien se encarga de las compras de la Bonaerense.

También estuvieron varios intendentes, entre ellos Néstor Grindetti, quien además de su Lanús se ocupará del armado político en Avellaneda, donde gobierna el Frente para la Victoria.

Entre los sin tierra se encuentran Ezequiel Pazos (funcionario provincial), de José C. Paz, y Lucas Delfino, subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior. 

Delfino, que milita en Hurlingham y encabezará la boleta a concejal, trabaja junto al titular del Banco Provincia, el “Colorado” Juan Curuchet, como facilitador.
En Tigre, el actor de novelas Segundo Cernadas cuenta con el apoyo logístico de Jorge Triaca (Trabajo) y la capacidad armadora de José Torello, el jefe de asesores de la Presidencia.

Otro de los sin tierra es Evert van Tooren, de Esteban Echeverría, quien aún despotrica por la llegada de Ismael Passaglia (San Nicolás) al área de Vivienda, donde él también trabaja. Passaglia será facilitador de la segunda sección electoral, donde Matías Ranzini, viceministro de Seguridad, estará en la boleta. A ellos se suma Néstor “el Turco” Abbas, un histórico militante larretista del sur de la Ciudad que se hizo cargo de Merlo.

La tercera sección electoral, la más esquiva al oficialismo, también tiene sus facilitadores. En la kirchnerista Berazategui, gobernada por la familia Mussi, el secretario general, Fabián Perechodnik, viaja varias veces por semana a intentar “facilitar” el trabajo de la UCR local. Ardua labor.

En Florencio Varela, un dirigente del riñón de Marcos Peña, Pablo Alaniz, cuenta con el apoyo del viceministro de Desarrollo Social, el peronista Carlos Pedrini.

Por su lado, en La Matanza el titular de la cartera educativa provincial –y quien pelea con los gremios docentes–, Alejandro Finocchiaro, colaborará para facilitar que Carlos Regazzoni, ex titular del PAMI, encabece la boleta a diputado provincial.

En la sexta sección electoral (cuya cabecera es Bahía Blanca) trabaja el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari. A propósito, el cumpleaños 60 de Ferrari no contó con la presencia de Joaquín de la Torre (ministro de Gobierno), quien usó un viaje a la costa para poder ausentarse. Se supone que debe ayudar en Mar del Plata. También faltó el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, pero con una excusa más real: cumplía veinte años de casado.

Finalmente, en la séptima sección el titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel “Manu” Mosca, es el facilitador. Lo ayudan sus más de $ 3.600 millones de presupuesto y el hecho de que su mujer, la rubia Gladys González, tiene grandes chances de ser candidata a senadora. Ambos son de Bolívar.


Foto electoral con un dirigente de Carrió
El Metrobus también supuso la primera foto, en clave electoral, entre Vidal y Héctor “Toty” Flores, el dirigente de confianza de Elisa Carrió y oriundo de La Matanza que cobijó a Lilita cuando perdió en 2011, armó un buen vínculo con la mesa social del Gobierno y es elogiado por la gobernadora por su lucha contra la pobreza en el Conurbano. Flores podría ocupar el segundo o tercer lugar de la boleta a diputados nacionales.

Por su parte, tras faltar a un acto en Escobar el miércoles pasado, se rumoreó que podía bajarse el neurocientífico Facundo Manes, aunque aún sigue en carrera. Hace dos semanas le prometió a Vidal que jugaría “donde sea” y que sería candidato. El martes se verá con el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, para empezar a hablar de la campaña. Manes llega de la mano de la UCR.

Por su parte, la legisladora porteña Graciela Ocaña también piensa en saltar a la Provincia. Tras firmar la interpelación al ministro porteño de Seguridad, Martín Ocampo, negocia ir como diputada. Un caso de estudio: quiere interpelar a un ministro de Horacio Rodríguez Larreta y le pide al mismo jefe comunal ayuda para pasar a otro distrito. Al menos hoy ya no cuenta con el financiamiento del sindicato del juego, Aleara.