POLITICA A TRES SEMANAS DEL CIERRE DE LISTAS

Vidal convoca a un “retiro espiritual” y evalúa candidatos

Acercó posiciones con Esteban Bullrich, quien suena para senador. Pero el Gobierno midió a otros diez postulantes. La reunión con Peña y los consejos de Duran Barba.

Campaña. La gobernadora recorrió ayer San Antonio de Padua en una nueva jornada de timbreo.
Campaña. La gobernadora recorrió ayer San Antonio de Padua en una nueva jornada de timbreo. Foto:Prensa gobernacion
—María Eugenia quiero que sepas que si me necesitan en la Provincia vamos a hacer la mejor campaña.
—Es una de las mejores cosas que me podías decir en este momento.

Esteban Bullrich, ministro de Educación con grandes chances de ser candidato a senador, quiso dejar tranquila a la gobernadora. La charla terminó de despejar las dudas de Vidal. La gobernadora había mandado a medir a diez posibles postulantes y, a la vez, organizó para el 19 y el feriado del 20 de junio, cuatro días antes del cierre de listas, un retiro espiritual en el complejo de Chapadmalal con todos sus funcionarios.

“Hoy nuestra primera opción, sin dudas, es Esteban. Si alguien tiene una mejor, que la traiga porque no la tenemos”, enfatizó ante PERFIL una fuente muy cercana a la gobernadora. Es probable que esta semana ambos se reúnan. Aunque los macristas coinciden: se conocen hace mucho y no necesitan un encuentro para arrancar una campaña, a diferencia de otros, como el neurocientífico Facundo Manes (quien a su regreso de EE.UU. ya invitó a cenar a su departamento a una de sus más entusiastas promotoras: Mirtha Legrand).
Bullrich estuvo estos días muy movedizo. Además de dialogar con el presidente Mauricio Macri, el ministro estuvo ayer con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Allí se definió que sea candidato a senador. No será, como insinuaron algunos, un candidato a diputado ideado para arrebatarle el control de Diputados a Emilio Monzó. Peña, en concordancia con el influyente Carlos Grosso, se convenció de que, al menos por ahora, no hay margen para quitarle el dominio del Congreso a Monzó.

La continuidad natural en el Ministerio de Educación sería Alejandro Finocchiaro, un hombre que creció con Bullrich militando en la tercera sección electoral, y quien hoy ocupa ese rol en la Provincia. Vidal ya acordó que si su ministro de Educación pasa a Nación, Gabriel Sánchez Zinny (a cargo del SAME bonaerense) se iría a la cartera educativa provincial. La mandataria bonaerense y Sánchez Zinny se conocen hace más de 15 años: compartieron la Fundación Sophia cuando Horacio Rodríguez Larreta la armó a mediados de los 90.

Los funcionarios bonaerenses escucharon el jueves al asesor estrella Jaime Duran Barba (regresado de una gira por Norteamérica). El ecuatoriano le presentó a Vidal y a los “Federicos” (Salvai, jefe de Gabinete y Suárez, de Comunicación) los últimos resultados de Informe Confidencial, la encuestadora que midió a diez posibles postulantes en territorio bonaerense. De esa medición surgieron dos conclusiones: por un lado, ninguno descolla en términos cuantitativos; y por el otro, es necesario que la propia Vidal sea la cara de la campaña.

En esa medición apareció Guillermo Montenegro, el embajador en Uruguay, quien había sido confinado al exilio político. ¿Será candidato a diputado haciendo campaña en su San Isidro? La gobernadora le tiene aprecio desde sus años como compañero de gabinete. Macri no.

Tres intendentes también estaban en los “analizados”: Diego Valenzuela (Tres de Febrero), quien insiste en proponer a su mujer Daniela Reich; Martiniano Molina (Quilmes) y el mediático Martín Yeza (Pinamar). Para dejarlos contentos, también se lo midió a Jorge Macri (Vicente López), a quien se lo vio leyendo atentamente las noticias sobre Odebrecht (¿serán ciertos los rumores que circulan en la Rosada sobre su presunta vinculación?), y a Joaquín de la Torre, el ministro de Gobierno bonaerense que sigue generando resistencia en el gabinete y está muy cerca de sumar dirigentes de peso (aunque aún no ocurrió).

Paralelamente, en el retiro en Chapadmalal se realizará como el año pasado un repaso de la gestión y, por supuesto, un balance político. Esta vez también deberán compartir habitación. Muchos ya están en alerta: nadie quiere estar cerca del ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, por sus fuertes ronquidos. Mientras tanto los “sin tierra”, los candidatos que no ganaron sus municipios, serán primeros en las boletas a concejales. Esto ya generó rispideces con los “facilitadores”, los funcionarios que deben ayudarlos.