POLITICA LA ELECCION BONAERENSE

Vidal espera una primaria difícil y se ilusiona con sacar ventaja en octubre

La gobernadora, que ayer juntó a sus candidatos, aspira a que su espacio se vea como el único capaz de derrotar al kirchnerismo. El sondeo que los da perdiendo y el factor Carrió.

La Plata. A una semana del comienzo formal de la campaña, la mandataria reunió ayer en un salón de fiestas a legisladores, ministros, intendentes y candidatos .
La Plata. A una semana del comienzo formal de la campaña, la mandataria reunió ayer en un salón de fiestas a legisladores, ministros, intendentes y candidatos . Foto:Prensa Cambiemos

“Esto lo van a entender los que hicieron campaña conmigo: me compré una campera azul, pero tengo la negra que me trajo suerte en 2015”. María Eugenia Vidal no es muy adepta a las cábalas, pero la campera negra que la acompañó en sus recorridas que la llevaron a ser gobernadora fue una marca indeleble.

En el centro de la campaña electoral, Vidal comenzó ayer, en La Plata, su arenga ante los candidatos de la Provincia (ver recuadro) con la idea de sumar mística a una elección clave para el Gobierno. Todo en un contexto complejo: confiesa entre sus íntimos que será una elección reñida pero sostiene la hipótesis de que, entre las PASO y las generales de octubre, Cambiemos crecerá.

Esa idea forma parte de la estrategia que maneja su jefe de campaña, Federico Salvai, en conjunto con la Rosada, y que tiene cuatro ejes en los que se sostendrá de aquí al 22 de octubre. En primer lugar, que las primarias del 13 de agosto sirvan como trampolín para que Cambiemos quede posicionado como el único espacio capaz de ganarle al kirchnerismo. Es más: afirman que entre las PASO y las generales habrá un buen margen para que el macrismo crezca. En especial, con el “voto útil” que implique el temor a que gane Cristina. “Va a quedar claro que somos los únicos que podemos ganarle”, explica uno de los estrategas.

En segundo lugar, una campaña “no reactiva”, es decir, que tanto la gobernadora como los candidatos no entren en polémicas ni en la discusión política que plantea la oposición. Esto implica, además, no salir a confrontar abiertamente con Cristina Kirchner. “No vamos a responder agresiones ni queremos que se ponga violento el debate”, asegura la misma fuente. En junio ya hubo dos denuncias penales por “campaña sucia” contra Cambiemos en San Fernando y en Hurlingham, donde dos funcionarios (Alex Campbell y Lucas Delfino) compiten como candidatos. “Nos tenemos que concentrar en temas concretos”, parafrasea el funcionario, tal como pide Jaime Durán Barba.

En tercer lugar, bajo el lema “Juntos es posible”, la estrategia supone que en los 69 municipios que gobierna Cambiemos haya triunfos contundentes. Se trata de poco más del 45% del electorado. En el resto, buena parte dominado por el peronismo en la primera y tercera sección electoral, mejorar la performance del 2015 que llevó a la victoria a Vidal con el 39,5%.

El cuarto eje será la gradualidad política: ir de menor a mayor, con un fuerte énfasis en “el equipo” y, sobre todo, con la fuerte presencia de la gobernadora y los cinco candidatos más fuertes de la boleta bonaerense para darles visibilidad de manera progresiva. En estos días, Bullrich comenzó a moverse como pez en el agua en las recorridas por el Interior.

Paralelamente en La Plata afirman que es vital que Sergio Massa y Florencio Randazzo compitan, en especial, por un electorado similar: la avenida del medio y un voto peronista no cristinista. A pesar de ello una alarma se encendió hace pocos días en el búnker de campaña que tiene la Provincia en la avenida Belgrano (producto de los buenos oficios de “el negro” Aldo, un ex personal trainer de Macri): una encuesta que no se dio a conocer le dio tres puntos de ventaja a CFK.

Con todo, hace poco más de dos semanas Salvai viajó hasta Exaltación de la Cruz a reunirse con Elisa Carrió. El objetivo: coordinar una agenda para que “Lilita” haga campaña en la Provincia. Volvieron a charlarlo en Parque Norte, hace 10 días. En estas horas se definirá cuándo la diputada recorrerá Mar del Plata y La Plata.

Mientras tanto, ayer Vidal quiso mostrar “cosas concretas”. En medio de su alocución extrajo su celular con un mensaje de una directora de escuela de Pinamar. El nuevo sistema de distribución de alimentos en escuelas es una de las obras catalogadas con A+ con las que Vidal saldrá a hacer campaña en una elección fundamental para el oficialismo.


Arenga a los candidatos: “La vamos a romper”

En la primera actividad, a una semana del comienzo de la campaña formal, Vidal reunió en el salón “La Enramada” (donde uno de sus funcionarios festejó su cumpleaños el año pasado) a legisladores, ministros, intendentes y pre candidatos de Cambiemos. En su discurso, que terminó de delinear en el camino, la gobernadora dijo que “es el momento de fortalecer y renovar la esperanza y de encontrarnos más seguido. Los votos no se construyen en tres meses de campaña como la confianza no se construye de un día para el otro. Se construye con lo que hacemos todo el año. Eso nos hace creíbles. La campaña es una oportunidad para mostrar qué vínculo construimos”.

Además, dijo sentirse “feliz y orgullosa de estos candidatos”. Y pidió un aplauso. A su lado, sentados, estaban los candidatos Esteban Bullrich y Gladys González (senadores) y Graciela Ocaña, Toty Flores y Guillermo Montenegro (diputados).

“Este año y medio fue más difícil de lo que imaginábamos. Pero a Cambiemos siempre le gustó lo difícil. Y nos comprometemos con el cambio de verdad y tenemos que renovar la esperanza. Si transmitimos tres palabras vamos a ganar, la vamos a romper. Las tres palabras son: orgullo sin soberbia, convicción con compromiso y amor. Si las transmitimos, ganamos la elección”, dijo.