POLITICA 17.500 AGENTES

Vidal liquida las policías locales y provoca el enojo de los intendentes

El Ejecutivo bonaerense frenó el ingreso de nuevos efectivos y anunció que comenzará a disminuir su número. Reclamo de jefes comunales.

Uniformados. Los 82 distritos bonaerenses con policía local ya no recibirán nuevos agentes. El objetivo es reducir su número en un 30% en los próximos años.
Uniformados. Los 82 distritos bonaerenses con policía local ya no recibirán nuevos agentes. El objetivo es reducir su número en un 30% en los próximos años. Foto:Cedoc Perfil

Los 82 distritos de la provincia de Buenos Aires que poseen Policía Local dejarán de sumar agentes de esta fuerza. Mientras los intendentes continúan reclamando su control, el gobierno de María Eugenia Vidal decidió frenar el aumento de estos uniformados, lo que anticipa una nueva pelea con los alcaldes.

La orden la dio el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo: este año dejará de haber ingresos en las distintas escuelas que los municipios montaron para capacitar a los uniformados. Desde el inicio de la gestión, Vidal y Ritondo cuestionaron la formación de esta fuerza que creó el ex gobernador Daniel Scioli y se opusieron a darles su control a los intendentes. Ahora, en los distritos de menos de 70 mil habitantes (son 29) se fusionarán con la policía comunal, mientras que en las ciudades del Conurbano más populosas no sólo dejarán de sumar agentes, sino que ya les anunciaron que buscarán la disminución de los uniformados.

“Es contradictorio que la inseguridad sea el principal problema de los bonaerenses y tomen la decisión de no sumar más agentes de la Policía Local. También es contradictorio que esté bien la descentralización de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y que no quieran discutir que la Policía Local pase a depender de los municipios cuando hay proyectos que duermen en la Legislatura. Lomas de Zamora invierte constantemente en seguridad, y si no hay más policías locales, cómo seguimos. El Gobierno nunca nos llamó para dar esta discusión”, reclamó el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde (PJ). En su distrito hay 1.300 agentes de esta fuerza.

“El reclamo sigue siendo el del traspaso de esta fuerza a los municipios. Es una policía que nació para que la conduzcamos y nos queremos hacer cargo, porque ya nos hacemos cargo cuando nos golpean las puertas protestando por la inseguridad”, agregó el intendente de General San Martín, Gabriel Katopodis.

Mientras continúan con el reclamo de su control, al freno en los ingresos, algunos intendentes ya recibieron la noticia de que el objetivo es reducir el número en un 30%, por lo que en algunos años, los uniformados que queden podrían ser fusionados con la Policía Bonaerense. Con la baja en los ingresos y su desarticulación, los intendentes ya no tendrán una fuerza a la que reclamar su manejo, algo que molesta en el Gobierno. Desde La Plata acusan a varios jefes comunales de “creerse sheriffs y manejar la fuerza para sus negocios”.

“La gobernadora comete un error y no hace una evaluación del funcionamiento en cada distrito. En Escobar conseguimos que esta institución pase de diez detenciones mensuales a 120”, detalla el intendente del FpV, Ariel Sujarchuk. En Escobar hay 350 efectivos de la Policía Local y aspiraban a que este año pudieran ingresar 200 más. El municipio construyó la escuela de formación. “Ahora el desarrollo de la fuerza queda trunco, la gobernadora debería haber charlado con los intendentes. Ya nos hacemos cargo de los gastos en seguridad: combustible, reparaciones de comisarías, alquileres, viandas. No nos quejamos porque queremos hacernos cargo, pero cuando invierte y se le quita el proyecto, es cuando la plata se pierde”, sostuvo Sujarchuk.

“La creación de la Policía Local es una política acertada y conformada por jóvenes de la ciudad, que conocen a los vecinos y el lugar. Necesitamos 3 mil efectivos porque mientras la Ciudad de Buenos Aires cuenta con un efectivo cada 140 habitantes nosotros tenemos 1 cada 500. No podemos dejar que se terminen los ingresos”, aseguró el jefe de Gabinete de La Matanza, Alejandro Rodríguez.