POLITICA A SEIS MESES DE LAS ELECCIONES

Vidal mantiene la ventaja en el ranking de imagen

Margarita Stolbizer aparece como la dirigente opositora mejor ubicada pero su socio Sergio Massa perdió puntos. Fernández de Kirchner conserva un núcleo de seguidores, más allá de la persistencia de las denuncias judiciales.

Dibujo de Temes
Dibujo de Temes Foto:Pablo Temes

Falta un semestre para las elecciones legislativas, bastante menos para el cierre de listas, y el pronóstico aún es incierto. El oficialismo y la oposición deben aún resolver quiénes serán los candidatos, aunque la estrategia de la coalición gobernante asoma con claridad: polarizar, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, con la ex presidenta Cristina Kirchner.

El sondeo realizado por la consultora Quidity para PERFIL sobre la imagen de los principales dirigentes muestra que Fernández de Kirchner mantiene un 30% de imagen positiva, pero con un 68% negativa. Explica tanto la persistencia de su protagonismo como las dificultades que tiene para crecer como candidata.

Desde el oficialismo, María Eugenia Vidal supera al resto de los dirigentes. Pero no puede competir en las próximas elecciones.

Allí anidan las disyuntivas. El Gobierno quiere instalar la idea de que un eventual triunfo del kirchnerismo se convertiría en un riesgo para la gobernabilidad.

Mientras tanto, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, busca, en alianza con Margarita Stolbizer, posicionarse como una opción superadora a esa polarización. Hasta ahora, los analistas dicen que es muy posible que la elección termine, en la provincia de Buenos Aires, dividida en tercios.

El macrismo tiene el desafío de instalar un candidato que pueda absorber parte de la imagen positiva de Vidal.

La aceptación de Fernández de Kirchner sigue reflejando que existe un núcleo de fieles que la seguirá más allá del devenir de las causas judiciales y las falencias que haya tenido en su paso por la gestión.

Si esa fidelidad se mantendrá aun si ella no es candidata y coloca a un “delfín” no se sabe a ciencia cierta. Ahí entra en escena el ex gobernador Daniel Scioli, que, de acuerdo a la encuesta realizada para este diario, incrementó más que Cristina Kirchner su nivel de rechazo. Pero la resistencia a los dirigentes de la oposición también alcanzó a Sergio Massa, que en dos meses elevó su desaprobación y declinó unos puntos. Florencio Randazzo, que amaga con presentarse a una interna aun contra CFK, registró un avance en su imagen positiva y un declive en su negativa. Pero ninguno de estos números pueden traducirse automáticamente a votos.

Para eso falta.