POLITICA CITA EN LA GOBERNACIÓN


Vidal, Massa y una cena con reproches y acuerdos a futuro

Se reunieron el martes por la noche junto a funcionarios, legisladores e intendentes. Hubo pases de facturas pero también limaron asperezas.


Foto:Gentileza Ideas del Sur

Después de siete años sin visitar la residencia de la Gobernación, Sergio Massa regresó a La Plata para cenar con María Eugenia Vidal, en un encuentro que duró tres horas en el que hubo reproches, agradecimientos y promesas de continuar con la “gobernabilidad”.

La del martes por la noche no fue la primera comida que comparten ambos dirigentes, ya que desde las elecciones de 2015 habían comido dos veces. Pero en las últimas semanas, la relación entre el Frente Renovador y el Gobierno de Cambiemos estaba tensa y por ello, dos semanas atrás, ambos acordaron -vía telefónica- un encuentro con intendentes y legisladores massistas.

Vidal y Massa mantuvieron una breve charla a solas en la que hablaron de la situación actual de la provincia e inmediatamente ingresaron al salón principal de la residencia. La gobernadora agradeció a los diez intendentes massistas y a los legisladores por el apoyo a la gestión. “No es fácil su posición, la de ustedes es una tarea difícil pero la sociedad los valora y se lo está devolviendo a Sergio en las encuestas”, fueron las primeras palabras de Vidal. Coincidía con lo que los dirigentes del Frente Renovador habían charlado minutos antes de la cena en el que repasaron un sondeo asegurando que Massa era el dirigente con mayor imagen positiva en la provincia, seguido de cerca por Vidal (el ranking lo continuaban Cristina Kirchner, Florencio Randazzo, Daniel Scioli, Mauricio Macri y Elisa Carrió).

Los intendentes fueron los que más molestos se mostraron esa noche: “Nosotros ayudamos en la Legislatura a que vos puedas gobernar pero tu gobierno no ayuda en los municipios”, recriminaron. La inseguridad fue el principal reclamo de los alcaldes. El presidente del bloque de Senadores, Jorge D’Onofrio advirtió: “Sabemos que Ritondo y Massa son amigos, pero representamos a un partido que tiene la obligación de plantarse frente a la inseguridad y lo vamos a denunciar”.

El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, participó de la cena y allí lanzó la primera crítica al Frente Renovador: “No nos puede pasar que en el programa de Mirtha Legrand, Florencia Arietto nos termine haciendo daño de la manera que me hizo”. La dirigente le había reprochado designar a Pablo Bressi como jefe de la Policía Bonaerense cuando el propio Ritondo había denunciado el crecimiento del narcotráfico, área que Bressi comandaba en la gestión de Scioli.

Del pollo con verduras como plato principal, ya habían pasado al postre. Mientras algunos tomaban vino tinto, Vidal y Massa (sentados uno al lado del otro), compartían la jarra de gaseosa light. Ambos actuaban como mediadores e interrumpían al resto de los dirigentes cuando era necesario calmar los ánimos. “Vamos a ir a fondo con el tema seguridad con cambios estructurales, tengan la seguridad de que ni Cristian ni yo recibimos valijas de la Bonaerense”, disparó la gobernadora.

Al finalizar la cena, Vidal aseguró que su bloque acompañará el proyecto para limitar las reelecciones indefinidas de intendentes presentado por el Frente Renovador. “Se que hay legisladores que no lo quieren votar pero me comprometo a que respalden la iniciativa”, concluyó. La alianza en el territorio bonaerense continúa en pie. Vidal y Massa mantienen la conversación constante. No así con Macri, a quien en el último tiempo, el líder del Frente Renovador sólo mensajeó para desearle una pronta recuperación.

 

Marcha atrás con el decreto

La gobernadora María Eugenia Vidal debió dar marcha atrás con el decreto publicado el último miércoles por el que se disponía el castigo de hasta dos años de prisión a quienes “de algún modo vulneren el carácter y/o el contenido” de las declaraciones juradas que deben presentar los funcionarios de la provincia de Buenos Aires, incluidos los jefes policiales y del servicio penitenciario.

Luego de las críticas que generó este decreto, la gobernadora admitió que se trató de “un error de redacción” y finalmente lo derogó con un nuevo decreto publicado el jueves, que establece que las declaraciones juradas patrimoniales sintéticas “serán públicas”.

La presentación de declaraciones juradas fue implementada durante la gestión de Vidal y alcanza a 55 mil funcionarios. El plazo de presentación de las declaraciones que incluye a la gobernadora, vicegobernador, ministros, secretarios y directores fue extendido por 60 días, ya que se había vencido el seis de junio.

La propia gobernadora informó que ella y gran parte de su gabinete ya presentaron las declaraciones juradas.



Rosario Ayerdi