POLITICA ESPERAN RECAUDAR UNOS $ 10 MIL MILLONES EN 2016


Vidal renueva el contrato de la firma que maneja las apuestas

Boldt Gaming controla las 4.500 terminales de la Provincia. Hubo presiones para estatizarla pero al final le extenderán el negocio.

Hagan juego. Boldt controla lotería y juegos poseados. Ayer, la Gobernadora en San Miguel.
Hagan juego. Boldt controla lotería y juegos poseados. Ayer, la Gobernadora en San Miguel.
Foto:Cedoc Perfil
En la provincia de Buenos Aires existen 4.500 terminales que captan las apuestas de lotería y juegos poseados como el Quini 6, Loto y Brinco. Esto le permitió al gobierno de María Eugenia Vidal tener una recaudación en el mes de julio de $ 1.567 millones, cifra que va en aumento.

Quien controla estas terminales es la empresa Boldt  Gaming que en 2012 estuvo cerca de perder este negocio bajo la amenaza de la estatización. Fue en medio de un fuerte enfrentamiento entre la empresa y el entonces vicepresidente Amado Boudou por el escándalo de la ex imprenta Ciccone. Lejos de un escenario adverso, ahora Boldt se prepara para renovar el contrato que vence en octubre.
En junio, la empresa firmó un convenio con Provincia Net para acordar una nueva negociación que ya está en marcha y que se cerrará en las próximas semanas. Según pudo saber PERFIL, el objetivo es renovar en contrato por tres o por seis años.

En la actualidad, en el territorio bonaerense la compañía obtiene el 2,5 % del total de las apuestas y es el valor más bajo que se paga en la Argentina (Boldt también tiene terminales en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Formosa y Misiones), monto al que llegó luego de la amenaza de estatización, ya que antes obtenía el 3,9 %.

El presidente del Instituto de Lotería y Casinos de la provincia, Eugenio López Melitón explicó a PERFIL que “una vez que Boldt y Provincia NET renueven el convenio, ellos harán lo propio con la empresa del grupo Bapro” para que ambos continúen a cargo del control de estas apuestas. El objetivo es que en los próximos años, entre Boldt y Provincia NET obtengan una ganancia que no sea superior al 4,8 %, mismo porcentaje que obtienen hoy (Provincia NET obtiene el 2,3 %).

Beneficios futuros. En la negociación, la empresa no habría puesto reparos en mantener sin cambios las ganancias e incluso, en caso de que el contrato pueda estirarse hasta 2022, desde Boldt están dispuestos a reducir sus pretensiones en los siguientes años.
Sucede que en los últimos meses, la empresa vio mayores beneficios. A diferencia del resto del país, en donde en los últimos meses bajó la recaudación del juego, en el territorio gobernado por Vidal aumentó y estiman que este año podrían duplicar las ganancias netas de 2015 que fueron de $ 5.300 millones (entre lotería, bingos, casinos e hipódromos).
Desde los sectores del juego aseguran que la mayor recaudación se dio por la política actual de combatir el juego clandestino (se realizaron distintos operativos en Bolivar, Tandil y Ezeiza, entre otros, y en la mayoría se encontraron agentes de la policía bonaerense detrás).

Desde el Instituto de Lotería explican que además se busca reforzar el control de las agencias para que no solventen las pérdidas de los “banqueros ilegales” que recaudan en la clandestinidad con fondos del propio Instituto. También se pusieron en marcha medidas para seducir apostadores,  como sortear un auto por semana entre los números no ganadores. Se están viendo los efectos: en julio de 2015 la recaudación de la quiniela fue de $ 180 millones. En julio de este año subió a $ 290 millones (un 61%).
En medio de la negociación con Boldt Gaming, empresa que comenzó con el juego en 1993, el Instituto de Lotería exige una mayor tecnología en el software y buscará que -con una inversión de Provincia NET y con un canon que abone el agenciero- se instale una cámara por agencia para tener un mayor control de las apuestas y de la cantidad de apostadores que las realizan.

En la actualidad, la provincia de Buenos Aires posee el 40,7 % de volumen total del juego en la Argentina y recién aparece la ciudad de Buenos Aires como segunda con el 12,6 %. Más atrás se ubican las provincias de Santa Fe (9,5 %) y Córdoba (8,6 %), en el ranking nacional.