POLITICA CASO MARITO SALTO

Vinculan a Gerardo Zamora y al narcotráfico en el crimen de un niño santiagueño

El exjuez de la causa, Miguel Moreno, se presentó ante Bonadio para pedir protección. Dice que lo apartaron por ahondar en la hipótesis narco. Mencionó a la gobernadora. La respuesta del ministro de Justicia.

Zamora
Zamora Foto:Cedoc
El 31 de mayo, Marito Salto (11) pescaba en una represa de Quimilí, Santiago del Estero. Ese día desapareció, fue golpeado, violado y estrangulado. Luego, su cuerpo fue desmembrado y puesto en distintas bolsas de residuo. Casi 7 meses después, el exjuez que llevaba adelante la investigación, Miguel Moreno, denunció ante el juzgado de Claudio Bonadio que lo apartaron de la causa cuando comenzó a obtener pruebas de una supuesta vinculación de la política y el narcotráfico con el crimen. Inclusive mencionó al senador y exgobernador de la provincia, Gerardo Zamora.

Según declaró en sede judicial, su "odisea persecutoria" se concretó cuando pidió incorporar a la causa los llamados de uno de los detenidos por el crimen, Rodolfo "Rodi" Sequeira. A partir de esa decisión "hubo instrucciones concretas del Dr. Gerardo Zamora con la sola intención de no incorporar tal listado".

Antes de ahondar en los textuales de la presentación, es necesario resumir todo lo que pasó alrededor de este horrendo crimen que conmocionó a la provincia. Moreno asumió la investigación ni bien encontrado el cuerpo y en agosto fue apartado. Luego fue condenado en otra causa judicial, ya que lo involucraron en una denuncia por defraudación al gobierno de Tucumán. Estuvo preso más de 60 días en la capital santiagueña (ya fue excarcelado) y denunció todo tipo de maltratos. El exjuez, además, afirmó que se trató de una causa armada para terminar de apartarlo. Ahora la investigación por el crimen de Marito está en manos de la jueza Rosa Falco.

En la presentación, a la que accedió Perfil, Moreno declaró primero por ese asunto: "Me encuentro imputado por un delito que no cometí, como una manera de apartarme de la investigación de diferentes delitos y en particular por una muerte tendiente a ocultar la grave situación del Narcotráfico y sus vínculos con el poder político en Santiago del Estero".

Luego, Moreno señaló que desde que comenzó la investigación tuvo nula ayuda de las fuerzas policiales y que sus instrucciones "no eran cumplidas". Por esta razón pidió la remoción "del jefe de la Departamental mayor Celiz y todo el personal de la comisaría". Pero esto fue denegado, según el denunciante "por el secretario de Seguridad, David Marcelo Pato; el ministro de Justicia, Ricardo Daives; e incluso por la gobernadora Claudia Ledesma; y el senador Gerardo Zamora".

Moreno señaló ante la Justicia más nombres de la política provincial. En una parte del escrito dijo que "la policía sindicaba a José Gelid, hijo del diputado provincial, como principal distribuidor de estupefacientes en el Departamento de Moreno y especialmente en la ciudad de Quimili". El juez agregó: "El personal del área de homicidios, afectados a colaborar con la investigación, me adelantó extraoficialmente en una reunión en mi despacho, que ellos tendrían del teléfono del Dr. Sequeira, principal sindicado como autor del delito (...) surgiría la comunicación fluida del mismo con el secretario de Seguridad de la provincia, David Marcelo Pato (...) el día anterior de la desaparición de Marito Salto y hasta el día posterior al hallazgo del cadáver".

El juez señaló en la causa que el personal policial le pidió respaldo político para avanzar en la investigación, ya que Pato "es de total confianza del senador Zamora y la gobernadora Claudia Ledesma Abdala". "Todos los investigadores de suma confianza y experiencia fueron reemplazados", sentenció. Ante esta información el magistrado solicitó custodia para él y su familia, algo que fue concedido, según confirmaron desde su entorno a Perfil.

En ese sentido, el juez ahondó la hipótesis de que el horrendo crimen contra el niño se basó en una venganza contra algún familiar por haber denunciado al narcotráfico. Explicó también que solicitó de manera insistente el cruce de llamados que nunca se lo entregaron y que "constantemente recibía llamados telefónicos del Dr. Ricardo Daives (ministro de Justicia de la provincia), quien deseaba conocer cada detalle de la investigación (...) a fin de comunicarle al matrimonio gobernante".

Lo más grave vino a continuación, según denunció ante la Justicia: "Cuando procedí a informarle que en lo inminente, el personal de homicidio iba a proporcionarme el listado de llamados de Sequeira para incorporarlos a la causa, y que habría supuestamente una comunicación fluida con el secretario de Seguridad de la provincia, comenzó mi odisea persecutoria, por instrucciones concretas del Dr. Gerardo Zamora con la sola intención de no incorporar tal listado. También les sorprendió y molestó la hipótesis de la participación en el narcotráfico de un familiar de los Gelid".

En una entrevista con El Liberal, el intendente de Quimilí, Omar Fantoni, también había apuntado hacia la hipótesis narco: "Hay lugares oscuros, con gente que vende y otra consumiendo drogas. Se nos ha ido de las manos". "Quimilí es una zona de paso. Sobre una ruta que une el Mercosur. También hay seis rutas que cruzan la ciudad", agregó. Además, sin titubear, dijo: "Por la forma que lo mataron (a Marito Salto) , en especial la saña, a uno no le queda otra que pensar que por ahí es un ajuste de cuentas. Es una venganza. Una cosa así. Y siempre está la droga dando vueltas. Es el comentario de mucha gente".

Respuestas. El ministro de Justicia Ricardo Daives habló con Perfil al respecto y adelantó que analizan iniciar acciones legales contra el exjuez por sus dichos. "Nos sorprende una manifestación de esta naturaleza porque en la causa que tiene la Dra Falco no dijo nada de estos temas". "Este lamentable caso nos preocupa que se lo esté utilizando políticamente", agregó. 

Reconoció que habló varias veces con él "para saber novedades por si necesitaba colaboración para la causa, cuestiones logísticas y demás" pero insistió ante este medio que "nunca nos dijo nada de los llamados que ahora dice tener". También aseguró que mantuvo conversaciones con el senador Zamora y la gobernadora "por una cuestión elemental, ya que el caso conmocionó a todos". ¿Les comunicó Moreno la punta narco? "Nunca manifestó ninguna hipótesis al respecto. Llamativamente ahora dice cosas que ni siquiera están en la causa".

Por su parte, el mencionado José Luis Gelid hizo una presentación ante el fiscal federal local, Pedro Simón, para ponerse a disposición de la Justicia a los fines de "acreditar" su "inocencia y salvaguardar mi buen nombre y honor", señaló el medio santiagueño.

"Desconozco -señala la presentación por otra parte- si todo es una maniobra política de desprestigio hacia mis familiares que se desempeñan en esferas gubernamentales o si responde a un ‘revoleo desesperado e infundado’ de responsabilidades a terceros ajenos, por parte del supuesto denunciante (Moreno), al que no conozco". Este medio se comunicó con el entorno del senador Zamora, quienes señalaron estar al tanto de la situación pero el legislador no quiso brindar declaraciones.